El calzado ha adelantado a la categoría de ropa masculina como la segunda por valor de las importaciones, en parte por la demanda contenida después de un año sin salir de casa. Los bolsos, también golpeados por la pandemia, siguen a la cola de la recuperación.

Los españoles han vuelto a salir a la calle, han regresado al trabajo y van a restaurantes otra vez, pero en su armario algo ha cambiado. Un año y medio después del estallido de la pandemia que paralizó el planeta y encerró a medio mundo en su casa, el mix del consumo de moda en España hay hoy más calzado que moda masculina, y muchos menos bolsos que antes de la pandemia.

La moda masculina es la única categoría del sector que ha reducido sus importaciones respecto a 2020, pese a la baja base comparable, afectada por el estado de alarma. Entre enero y julio, España importó ropa para hombre por valor de sólo 1.092 millones de euros, un 0,3% menos que el año anterior y muy por debajo de los 1.672 millones de euros del mismo periodo de 2019, según datos de Icex España Exportación e Inversiones.

Leer artículo completo: modaes.es