Herrarte admite que no se van a cumplir los plazos por un error en la gestión administrativa pero asegura que no se perderá el dinero / La digitalización de sus tiendas se hará primero para mejorar su relación con los clientes

Las obras previstas para crear las dos primeras galerías comerciales al aire libre de Zaragoza se retrasan a 2022. Los comercios de Delicias y el Casco Histórico tendrán que conformarse este año con un plan de embellecimiento que estará listo para la campaña de Navidad pero deberán estar preparados para dar el salto a la era digital porque el ayuntamiento, a través de la Cámara de Comercio, quiere monitorizar cuanto antes varias tiendas con el objetivo de estudiar al detalle a los clientes de estos barrios y poder adecuar las ofertas y mejorar su experiencia de compra.

La concejala de Economía en Innovación, Carmen Herrarte, ha admitido durante la comisión de su área que no se ha podido cumplir con los plazos marcados para desarrollar el ambicioso plan de comercio local. Primero porque el presupuesto municipal se aprobó en marzo, por lo que se perdieron tres meses de ejecución, y segundo porque se cometió «un error en el expediente con la asignación de las partidas que hemos tenido que solventar y nos ha llevado tiempo». «No se me caen los anillos por corregir errores de gestión», ha dicho.

Esto va a suponer un retraso en la creación de las dos primeras galerías comerciales al aire libre en las que ya se han definido vías que se verán beneficiadas. En el caso del Casco Histórico se actuará en tres ejes: uno de ellos comprenderá las calles Mayor, Espoz y Mina y Manifestación; también se adecuará la calle Don Jaime y, por último, el eje de San Jorge, Méndez Núñez y Torre Nueva. En el barrio Delicias, por ahora, solo se acometerán mejoras en la calle principales.

Recreación de la calle Manifestación con la plaza del Justicia.  | AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Recreación de la calle Manifestación con la plaza del Justicia. | AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Según explican desde el área de Economía e Innovación, este año se van a invertir 1,2 millones del plan de comercio de los que 600.000 euros irán destinados a la creación de una Oficina Técnica Digital de la que se encargará la Cámara de Comercio y que desarrollará los sistemas digitales para monitorizar las compras y conocer al detalle el comportamiento y los gustos de los clientes. Otros 600.000 se destinarán a las actuaciones del embellecimiento de las galerías. No se harán grandes actuaciones, más bien irán dirigidas a mejorar la escena urbana con la instalación de maceteros, decoración o nueva señalética. En definitiva, elementos comunes que le permitan a los clientes percibir que se trata de una galería en potencia. El próximo año será cuando se lleven a cabo los trabajos de rehabilitación de las vías, en las que se extenderá la cota cero, se renovarán sus aceras y mobiliario.

Para dar el primer paso en la digitalización de los comercios Herrarte tendrá que sacar adelante una modificación de crédito que someterá a votación en noviembre. «Nos dará tiempo», asegura la concejala, que explica que «la Cámara de Comercio (que recibirá una subvención) va a convocar concurso de ideas para que se apliquen soluciones con base tecnológica que implementarán en la zona piloto. Se volcará toda la información en una plataforma a la que podrán acceder la Universidad de Zaragoza y las escuelas de negocio para analizar los datos y ver cómo resuelven necesidades», explica.

El plan de comercio local tenía presupuestados para este 2021 hasta siete millones, que se redujeron a seis porque el consistorio preveía financiar hasta un millón del proyecto con la venta de un terreno que no se ha conseguido. De esta partida, se detrajeron casi 2 millones (1,7) para aumentar la cuantía del programa Volveremos, así que finalmente, el plan de comercio local ha acabado con un presupuesto de 5 millones. De este total, este año se gastarán solo 1,2 para el plan de digitalización y la mejora de la escena urbana, y el resto, al tratarse de inversiones, se recuperará en los presupuesto de 2022, de manera que no se perderá, sino que se sumará a la cuantía prevista inicialmente.

Las inversiones más potentes, a partir de 2023

El plan de comercio local prevé crear once galerías urbanas en seis años y requiere de una inversión de 51,6 millones, de los que las propuesta urbanas se llevarán el 75% del total de la inversión, hasta 38,8 millones, frente a los 5,1 previstos para la mejora de la comunicación y los 7,6 para digitalizar las tiendas. Según el resumen ejecutivo del presupuesto, este año se iban a invertir 7,1 millones, en el 2022 se estimaban 8,4 y en los tres últimos años 35,7. Será cuando más obras urbanísticas se ejecuten.

Fuente: El Periódico de Aragon