Los modelos de negocio digitales que caracterizan a las ‘start up’ permiten mantener bajos costes, pero cada vez son más las compañías nativas digitales que optan por abrir espacios físicos para conectar con los clientes.

En esta era en la que todo se hace online, contar con un modelo de negocio digital ha sido un salvavidas para muchas start up, que han mantenido sus costes bajos y se han visto liberadas de la necesidad de realizar grandes inversiones para crecer. Si …

Leer artículo completo: Expansión