Saltar al contenido

Valencia, Valladolid, Gijón, Vitoria, Logroño y Fuenlabrada contarán en junio de 2024 con una App conjunta de movilidad

Ayuntamientos con el nexo común del PSOE presentan la Red de Ciudades Conectadas, que opta a 27 millones de la Unión Europea

Las ciudades de Valencia, Valladolid, Gijón, Vitoria-Gasteiz, Logroño y Fuenlabrada (Madrid), han puesto de largo este miércoles en la capital vallisoletana el proyecto de la Red de Ciudades Conectadas, que llegará a su principal hito, según lo previsto, en junio de 2024 cuando se ponga en marcha la futura plataforma conjunta integrada que reunirá las ofertas de servicios de movilidad e información sobre tráfico de los seis municipios.

El acto se ha celebrado este miércoles en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento vallisoletano, con presencia de su alcalde, Óscar Puente (PSOE); así como sus homólogos de Gijón, Ana González (PSOE); Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza (PSOE); y Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran (PNV); así como los concejales con responsabilidades de Gobierno en Valencia Giuseppe Grezzi (Compromís) y Fuenlabrada, Ana María Pérez (PSOE).

Estos seis ayuntamientos que tienen como nexo que los socialistas ostentan la Alcaldía, en solitario o coalición, –a excepción de Vitoria, donde gobierna el partido ‘jeltzale’ junto con el PSOE y Valencia, con Alcaldía ostentada por Compromís apoyada por los socialistas– han conformado la Red de Ciudades Conectadas, con un proyecto conjunto en torno a la movilidad sostenible interconectada que aspira a obtener 27 millones de euros de los fondos europeos para la recuperación y la resiliencia.

Óscar Puente, que ha intervenido en primer lugar como anfitrión del acto y alcalde del Ayuntamiento que lidera la Red, ha subrayado que los resultados del proyecto se verán en junio de 2024, cuando está previsto que entre en servicio la plataforma integrada online, cuyo desarrollo será dirigido por el Ayuntamiento de Valladolid.

Será «100 por ciento accesible» y en ella, ha detallado el alcalde vallisoletano, se incluirán informaciones sobre los desplazamientos en todas las ciudades de la red, se podrán adquirir billetes, bonos y tarjetas de autobús urbano u otros transportes públicos –taxi, bus interurbano, tranvía o metro–; obtener permisos de acceso a las futuras Zonas de Bajas Emisiones, acceder al alquiler de bicis, información sobre disponibilidad de plazas de aparcamiento públicas o sobre la fluidez de tráfico o sistemas de reserva de vehículos de movilidad compartida, servicio que ya está disponible en ciudades como Valencia.

Algunas de las ciudades ya tienen en marcha sus propias plataformas, de hecho en el caso de Valladolid a principios de 2021 se puso en marcha el nuevo sistema de pago telemático y recarga de bonobuses para Auvasa, pero con este proyecto se unificará todo en la misma plataforma para las seis ciudades e incluso para más, pues esperan que en 2024 se hayan incorporado diez ayuntamientos a la Red.

Todo esto se podrá realizar «sin darse de alta en ninguna otra plataforma, con soporte general y propio de cada operador y se aplicarán las tarifas más económicas al tipo de usuario y a la forma de desplazamiento, con postpago garantizado». Todo en una única aplicación, con un solo registro y con un único método de pago, que simplificará los trámites para los viajeros.

Gracias a esta iniciativa, ha aseverado Puente, las ciudades asociadas «derriban límites administrativos y geográficos» porque pertenecen, además, a seis Comunidades Autónomas diferentes –Comunidad Valenciana, Asturias, País Vasco, Madrid, La Rioja y Castilla y León– para ofrecer soluciones reales a quienes viven en estos lugares.

Al ser preguntado sobre por qué Valladolid se ha unido con estas ciudades y no con otras más cercanas, Puente ha precisado que «el criterio de proximidad no es el que ha imperado» y que con estas cinco ciudades mantiene redes de «colaboración» y experiencia en movilidad y otras políticas y materias comunes.

El alcalde de Valladolid, ha elogiado el nuevo modelo de colaboración entre ciudades, en el que se avanza en soluciones comunes. «Esta nueva realidad la tenemos muy presente las ciudades que nos hemos embarcado en este proyecto. Por eso, nos proponemos desarrollar aplicaciones tecnológicas destinadas a impulsar nuevas formas de movilidad sostenible y a hacer más flexible y competitivo el transporte público», ha añadido.

Ello se traducirá, ha avanzado en un argumento reiterado posteriormente por otros representantes municipales, en la reducción de emisiones contaminantes, una mayor eficiencia energética en los desplazamientos, un uso más equitativo del espacio público «que sigue muy desnivelado a favor del vehículo privado» y la reducción del número de accidentes.

El proyecto tiene un presupuesto de 27,7 millones de euros y un periodo de ejecución de 31 meses. En concreto, figura en los denominados fondos Next Generation del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, dentro del Programa de Ayudas a Municipios para la Implantación de Zonas de Bajas Emisiones y la Transformación Digital y Sostenible del Transporte Urbano.

Ámbitos de actuación

Cada ciudad participará en uno o varios ámbitos de actuación. Así, Valladolid se encargará de la planificación y diseño conceptual de la plataforma y de la Auditoría del proyecto.

Gijón, como ha detallado la socialista Ana González, tendrá la tarea de ser la ciudad «portadora» de datos, mediante la información obtenida a través del sistema de captura de información, y conteo de vehículos, bicicletas y peatones mediante sensores, en un proyecto que ya puso en marcha hace unos meses. «Queremos cambiar la movilidad y queremos movernos, pero de forma distinta», ha apuntado.

Pablo Hermoso de Mendoza ha subrayado que el proyecto facilitará la conexión poniendo en el centro a la persona y «no marearle con 80.000 plataformas», sino que en cualquier punto que esté pueda subir y bajar en los distintos medios de transportes disponibles en las ciudades. «Contribuiremos activamente para que este proyecto sea una realidad», ha incidido el regidor riojano.

En el caso de Vitoria-Gasteiz, una ciudad que como Urtaran ha apuntado lleva ya muchos años de trabajo en este ámbito bajo el mandato de sus antecesores, también de otros partidos políticos, su Ayuntamiento trabajará en «informar de las bondades» del proyecto, tratará de captar iniciativas públicas y privadas relacionadas con la movilidad interconectada y formar a los ciudadanos.

El Ayuntamiento de Valencia colaborará con Valladolid también en la puesta en marcha de la plataforma tecnológica, y como ha añadido el concejal Giuseppe Grezzi aportará igualmente datos e información para ayudar a la toma de decisiones. «Empezamos a revolucionar la movilidad hace seis años, no ha sido fácil como todos sabemos, cambiar la forma de moverse y es comprensible porque es difícil cambiar hábitos. Pero en Valencia hemos pasado de una ciudad consagrada al coche a ser uno de los referentes en movilidad sostenible», ha enfatizado.

La concejal fuenlabreña Ana María Pérez ha explicado que el Plan en su ciudad se engarzará con un proyecto que tienen en marcha en materia de ordenación urbana, que implicará la redacción de un nuevo PGOU, la regeneración del centro de la ciudad, y la rehabilitación integral de viviendas.

Al acto también han asistido representantes de todos los ayuntamientos asociados y los concejales vallisoletanos de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia; Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez; y de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez.

Fuente: El Diario

AGECU