El presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha pedido que el comercio forme parte del debate de la transformación de la ciudad y que las medidas que impulse el Ayuntamiento para promover el consumo de comercio «vayan acompañadas de políticas de movilidad claras y consensuadas que faciliten el acceso de residentes y visitantes».

Lo ha dicho en su discurso en el VI Summit Barcelona Oberta, que se ha celebrado este martes en Casa Seat bajo el título ‘Trobem-nos per escoltar’ –‘Encontrémonos para escuchar’–, en el que ha subrayado que si se limita el acceso a la ciudad y la gente no va a los comercios se acabará teniendo «una ciudad dormida».

Por eso, la asociación ha presentado propuestas que ve clave para garantizar el futuro del comercio, entre las que destacan un estudio de impacto económico de las ‘supermanzanas’, mejorar el transporte público, apostar por la calidad por el espacio público, regular el impacto de la distribución de la última milla en la movilidad y establecer horarios comerciales turísticos «a la altura de las grandes ciudades del mundo».

Leer noticia completa: Europa Press