José Amaya ha sido respaldado por el 80% de los socios de Cádiz centro Comercial Abierto para dirigir la entidad los próximos cuatro años. Su principal reto, la elaboración de un Plan Estratégico del Comercio

José Amaya Vidal inicia su andadura como nuevo presidente de la asociación Cádiz Centro Comercial Abierto a lo grande, en plena campaña de Navidad y con un casco histórico con claros síntomas de recuperación con la apertura de nuevos negocios con una «identidad propia» y cada vez más «profesionalizados».

Se estrena en su cargo justo cuando la campaña de Navidad está a punto de comenzar. ¿Qué perspectivas tiene Cádiz Centro para estas fiestas?

Afortunadamente, la Navidad ya viene hecha y yo lo que voy a hacer es continuar con lo que estaba ya programado. Este viernes 26 de noviembre se inaugura con el alumbrado y culminará el 6 de enero estando previstas multitud de actividades tanto propias de nuestra asociación como las que tiene planteadas el Ayuntamiento de Cádiz.

Habrá pasacalles a diario, un Papá Noel muy llamativo que estará por las calles y contaremos con una exposición de playmobil que se podrá visitar en la calle José del Toro, 16. La Navidad la hemos enfocado en tres conceptos: la familia, la tradición y la unión. Partiendo de estas bases, mostramos escenas navideñas para que el consumidor se sienta identificado y venga a Cádiz a comprar.

Tras los efectos de la pandemia y la marcha de grandes firmas comerciales, han comenzado a abrir nuevo locales en el centro de la ciudad. ¿Cree que es el inicio de la recuperación?

Creo que sí. Por ejemplo, en la calle Columela (una de las más comerciales) se han abierto varios negocios que muestran que hay un síntoma de recuperación porque se está empezando a invertir en la ciudad, independientemente de que haya locales vacíos que ocupaban grandes firmas. No sabemos si es porque los alquileres son muy elevados o porque son demasiado grandes. Nosotros preferimos ser positivos y pensar que la recuperación ha comenzado a tenor de que en el último mes se han abierto, no solo en esta calle sino en Ancha, Pelota, Compañía o San José más de una decena de nuevos comercios.

Desde Cádiz Centro se lleva trabajando desde hace meses en la Oficina de Desarrollo Local para la captación de nuevos inversores. ¿Nos puede hacer una valoración al respecto?

Este proyecto, que es público-privado porque contamos con la colaboración del Ayuntamiento de Cádiz, se va a afianzar en el año 2022. Queremos que el centro de Cádiz se revitalice, atraer nuevos inversores y que la ciudad tenga aún más vida. Un centro comercial abierto tiene muchas más ventajas, al contar con el complemento de la hostelería y de la propia ciudad. No todo el mundo tiene una catedral al lado de su comercio. El año pasado fuimos el segundo centro comercial abierto mejor en toda España y nos sentimos muy orgullosos.

¿Qué retos se marca en estos próximos cuatro años?

Uno de los principales retos es la elaboración de un Plan Estratégico del Comercio a desarrollar de aquí a cuatro años. Para ello cuento con la colaboración de la nueva junta directiva y de las personas del equipo y comenzaremos en cuanto pase la Navidad. Se centrará en la sostenibilidad y en la digitalización, entre otras cosas. Además, seguiremos trabajando en la ley del tercio, por la que un tercio de los presupuestos de Cádiz Centro la ponen los socios con sus aportaciones, otro mediante subvenciones privadas y el último de mano de las instituciones públicas.

¿Se sienten respaldados por las administraciones?

Sí, por supuesto. Tenemos una muy buena relación con la concejal de Comercio del Ayuntamiento de Cádiz, Montemayor Mures. Asimismo, con la Junta de Andalucía. No obstante, siempre uno quiere más (ríe).

¿Cree que los disturbios que estamos viendo estos días con la huelga del sector del metal pueden ahuyentar a posibles inversores?

Yo creo que no. Son cosas puntuales que pasan muy de vez en cuando y esperemos que se llegue a un acuerdo pronto y volvamos a la normalidad.

Usted viene de una familia de empresarios, con negocios en la ciudad desde hace más de un siglo. En su opinión, ¿Cómo ha evolucionado el comercio?

A lo largo de todos estos años y desde muy pequeño he visto muchos comercios que han desaparecido o cerrado por distintas circunstancias en la ciudad. No obstante, han ido llegando otro tipo de negocios mejor preparados, con personas con muy buenas ideas y que cuentan con una gran profesionalidad en atención, servicio, en la decoración de los locales…Todo esto lo que hace es que tengamos un centro comercial muy atractivo. Se ha notado una evolución muy importante.

¿Cree que el pequeño comercio debe subirse al carro digital?

Estoy convencido de que sí. Lo tengo muy claro porque es importantísimo para todos. En estos momentos, en el comercio gaditano ya hay muchas personas que venden por redes sociales, por whatsapp y que el 30% de sus ventas son ‘on line’. Hoy en día es muy difícil que alguien no emplee un medio digital para vender. Desde Cádiz Centro queremos ofrecer facilidades a nuestros socios, con formación en redes sociales, posicionamiento de las webs o en idiomas. No obstante, hay algo que nos hace diferentes y es que el comercio de proximidad que existe en Cádiz no se puede encontrar en otra parte de España ni en Europa. Tiene su propia idiosincrasia.

Con respecto al turismo y a la polémica de las viviendas con fines turísticos. ¿Cree realmente que Cádiz corre el riesgo de convertirse en un parque temático y que es necesaria su regulación?

A día de hoy Cádiz no es un parque temático y nosotros estamos a favor de que vengan los turistas siempre porque generan riqueza en nuestra ciudad. Benefician a toda la ciudad. Es cierto que hay que darle una pensada a qué modelo de ciudad queremos pero siempre dentro de un equilibrio que permita la convivencia entre vecinos, turistas, comerciantes, hosteleros… Lo que está claro es que el turista tiene que venir y hay que darle facilidades porque, de lo contrario, lo que ponemos es una barrera. Hay aspectos que mejorar, como por ejemplo los aparcamientos. Siempre lo hemos dicho. Estamos a favor de la peatonalización pero hay que ofrecer facilidades al turista que nos visita.

Fuente: lavozdigital