Este cambio de paradigma será uno de los temas a abordar durante la celebración en Valencia de Retail future, que contará en su programa con la ponencia ‘Generación Z y Retail’.

Conciencia de consumo, transparencia en los procesos de producción y el delivery como método de distribución. Estas son algunas de las características que van a diferenciar a los consumidores del futuro, respecto a los hábitos de consumo prepandemia. 

Este cambio de paradigma será uno de los temas a abordar durante la celebración en Valencia de Retail future, que contará en su programa con la ponencia ‘Generación Z y Retail’, a cargo de Adri Ballester, de la consultora de tendencias Mazinn; cuyos últimos informes sobre el nuevo perfil de consumidor ponen de manifiesto, en referencia a la conciencia de consumo, que “la conquista del bienestar individual ha pasado a ser un objetivo principal, porque los consumidores nunca han sido tan conscientes de lo que compran en el supermercado”.

Según Mazinn, esta tendencia viene acompañada de una “transparencia total en los procesos y formas de producir, porque queremos saber de dónde viene lo que consumimos, y esperamos recibir información que nos permita tomar decisiones fundamentadas y ser autónomos”. Asimismo, se demanda una experiencia de compra online fluida, intuitiva y segura, lo que implica una mayor comodidad y seguridad en la recepción en el domicilio. Esto conlleva que el delivery sea transversal a todas las categorías del comercio y el método de distribución preferido por el consumidor del futuro.

La conquista del bienestar individual ha pasado a ser un objetivo principal, porque los consumidores nunca han sido tan conscientes de lo que compran en el supermercado

LA SOSTENIBILIDAD, EL DRIVER QUE HA LLEGADO PARA QUEDARSE

Queremos comer más sano, comprar más saludable y dejar menos huella contaminante. Son las principales conclusiones del estudio ‘Back to Normal’ elaborado por In-Store Media que  analiza en su estudio anual las tendencias del mercado y del consumidor en el sector del gran consumo

¡Este año, el informe se ha centrado en los cambios de comportamiento del consumidor tras la pandemia, su impacto en el mercado y cómo estos cambios se modifican con la vuelta a la normalidad. En este sentido, el estudio destaca que al 32% de los encuestados les preocupa más comer sano que antes de la pandemia. Así, el 24% consume productos más saludables tras la crisis sanitaria: el 22% afirma comprar más frutas y verduras mientras el 18% comenta que ha aumentado su consumo de productos frescos, entre ellos el pescado (17%). Siguiendo esta línea, ha bajado el 14% el consumo de comida preparada refrigerada.

Pero no solo estamos ante un consumidor con hábitos más saludables: también nos encontramos con un shopper más ético y sostenible que reduce el uso de plástico. Así, el 22% afirma que actualmente compra productos con envases más sostenibles, mientras el 28% le preocupa más que antes mantener hábitos sostenibles en su compra diaria. De la misma forma, un 33% se siente más interesado en apoyar los productos locales respecto a antes de la pandemia.

La apuesta por el medio ambiente y la sostenibilidad es un factor que los consumidores tienen cada vez más en cuenta a la hora de realizar sus compras, primando los productos de proximidad, las marcas locales y la trasparencia respecto a cómo afecta la fabricación o envasado de los productos al medio ambiente. Siguiendo esta tendencia, observamos también un aumento en el consumo de productos vegetarianos, saludables o sin lactosa: el 32% de los encuestados afirma estar más preocupado que antes de la pandemia por encontrar alternativas de compra más saludables.

Fuente: foodretail