Alerta de la Policía Nacional de una nueva estafa

El trabajador se cree que está autorizando un pago que ya conoce el encargado y en realidad está todo pensado para que se adelante el coste de un pedido que nunca va a llegar. 

La Policía Nacional ha alertado de nuevos tipos de estafas telefónicas tras detectarlos en el marco de la Campaña de Seguridad para la prevención del fraude que lleva a cabo en los comercios de la Región Murcia, informaron fuentes del Cuerpo en un comunicado.

Así, ha investigado una nueva variante de fraude por la que los delincuentes llaman a establecimientos comerciales y, tras exigirles un pago inmediato para recibir un gran pedido de mercancía, les envían un código QR con el que deben hacer el pago en cajeros de criptomonedas.

La treta comienza con una llamada de teléfono a un local comercial en el que los delincuentes se hacen pasar por una empresa transportista o suministradora de mercancía. Los estafadores indican a su víctima que el valor de la mercancía que van a suministrar es muy elevado, a fin de tener a las víctimas pendientes de la llamada.

En ese momento se les indica que, previo a la entrega del citado paquete, deben realizar el pago. Y es aquí donde entra la nueva modalidad. Para que el trabajador realice el pago el estafador le envía un código QR con el que debe acudir a uno de los cajeros BITBASE existentes en la Región para hacer la transacción en criptomonedas.

Además, el supuesto proveedor amenaza a los empleados con que, de no realizar el pago, le impondrán una multa de unos 18.000 euros. Durante el engaño, los estafadores llegan incluso a simular que están hablando por teléfono con el jefe del establecimiento por otra línea, haciendo creer a las víctimas que este está al tanto de todo y conforme con el ingreso solicitado.

Los estafadores llaman tanto al teléfono del establecimiento y solicitan el teléfono particular del trabajador con el pretexto de dejar la línea del establecimiento libre para que el jefe contacte con los trabajadores. Una vez contactado con el trabajador en su línea móvil, y mientras mantienen la conversación de manera más tranquila, otro estafador llama al fijo del establecimiento haciéndose pasar por un responsable del servicio de paquetería e interesándose sobre si hay algún problema con la entrega del supuesto paquete.

Ante este tipo de situaciones, la Policía Nacional aconseja al trabajador que se ponga en contacto con el responsable del establecimiento y que no efectúe ningún pago hasta tener plena certeza de la veracidad del supuesto pedido. Así, recuerda que el pago deberá realizarlo el encargado o administrador mediante las vías concertadas con las empresas suministradoras, y no mediante un código QR recientemente recibido. En ningún caso debe el dependiente hacerse cargo de funciones no encomendadas por su jefe o encargado.

Fuente: lainformacion.com