Logroño dispondrá de una red de cartelería digital en quioscos y cabinas para promocionar el comercio local. El Pleno Extraordinario celebrado este lunes ha aprobado un suplemento de crédito por importe de 301.000 euros para poner en marcha este proyecto.

En total, se sustituirán ocho quioscos de prensa y 20 cabinas telefónicas por tótems electrónicos, que serán soportes publicitarios digitales para dar visibilidad y un nuevo impulso al comercio minorista de la ciudad. A juicio de Esmeralda Campos, concejala de Comercio, «es un paso más para apoyar al comercio local».

El Ayuntamiento de Logroño ha presentado un proyecto de Zonas Turísticas Comerciales para el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que contribuirá a reparar los daños económicos y sociales causados por la pandemia.

Consiste en la introducción de mejoras en las zonas comerciales más turísticas de Logroño con la finalidad de impulsar la competitividad y la modernización del sector comercial minorista de la ciudad, referente en el norte de España por su oferta comercial consolidada y de calidad muy vinculada al turismo.

El objetivo de esta iniciativa es proporcionar al comercio local una plataforma publicitaria con soportes para cartelería y señalética digital, generando espacios para la publicidad de sus iniciativas y ofertas, a la par que se da una nueva utilidad a elementos de mobiliario urbano actualmente en desuso o en mal estado.

«Esta instalación servirá también para ampliar y mejorar la red WiFi municipal, dando un mejor servicio a ciudadanos y visitantes, y posibilitar la inclusión de sensores y otros dispositivos de monitorización del espacio urbano que sirvan de punto de partida para futuros proyectos tecnológicos de innovación y promoción de la actividad comercial», ha explicado la concejala Campos.

Si se aprueba el proyecto completo se abordará la recuperación, equipación y adecuación funcional de 58 quioscos de prensa y cabinas telefónicas que conformarán la red de señalética digital para albergar pantallas e infraestructuras de telecomunicación. Ambos elementos se ubican en puntos de gran afluencia de personas, lo que los hace ideales para este propósito.

El proyecto presentado cuenta con un presupuesto de 2,1 millones de euros, de los que 700.000 euros serán financiados por el Ayuntamiento. Este es el destino del importe objeto de este expediente de 301.000 euros.

De este modo se dotará al comercio local de Logroño de una nueva herramienta para la promoción de sus negocios y productos en espacios públicos de gran afluencia de personas, incentivando su participación mediante la reducción de la inversión necesaria y una asesoría especializada para la generación e inclusión de contenidos, a la par que se da una nueva utilidad a elementos de mobiliario urbano actualmente en desuso o en mal estado.

Este proyecto pretende ser un punto de partida para la inclusión de las nuevas tecnologías en el sector del comercio minorista logroñés, en transición permanente ya que la competencia para atraer al público a los establecimientos requiere de constante innovación, y fidelizar al cliente omnicanal. «Así, esperamos que esta experiencia inspire y aliente a los comerciantes para poner en marcha nuevas iniciativas tecnológicas que mejoren su competitividad», ha señalado.

Esta red de cartelería y señalética digital se ubicará, inicialmente, en diferentes puntos del centro comercial de la ciudad de gran afluencia de personas y con varios núcleos comerciales cercanos entre sí, entre los que el consumidor puede desplazarse cómodamente a pie.

Los ocho quioscos con los que se iniciará este proyecto, que se pondrá en marcha a lo largo del segundo trimestre del año, son los que actualmente están en funcionamiento.

En cuanto a las cabinas telefónicas, actualmente Logroño cuenta con 49, de las que 20 serán reconvertidas en una primera fase, aprovechando sus soportes e infraestructura de telecomunicaciones para instalar tótems con pantallas digitales para proyectar los espacios comerciales, turísticos y culturales.

Fuente: nuevecuatrouno