La reforma de locales y la apertura de nuevos negocios en los centros comerciales abiertos de la provincia se convierten en el primer síntoma del inicio de la recuperación económica del sector

La mejora de la situación sanitaria ha provocado un aumento en la confianza de los consumidores y, por tanto, una mayor presencia en las calles

La pandemia ha hecho estragos en muchos sectores de la economía de la provincia de Cádiz pero, sin duda, en el comercio provocó un auténtico tsunami, sobre todo, en los centros comerciales abiertos. A la marcha de las grandes firmas (como es el caso del grupo Inditex) de los cascos históricos hacia los grandes centros comerciales cubiertos se unieron las restricciones de aforos y de horarios y la reticencia de algunos consumidores a acudir físicamente a las tiendas para hacer sus compras, optando por las compras ‘on line’.

Tras meses de desconcierto e incertidumbre y, ante la clara mejora de la situación sanitaria, los comerciantes están empezando a ver la luz al final del túnel. Sin restricciones y con un aumento de la confianza por parte de los consumidores, son muchos los emprendedores que están empezando a reformar locales comerciales y a animarse a abrir nuevos negocios.

Leer noticia completa: lavozdigital