El gigante chino de comercio electrónico, uno de los pure players de moda de mayor crecimiento en los últimos años, entra la calle Rosselló (Barcelona), en el nuevo punto de venta de Shana, relanzada recientemente por un grupo de inversores.

El pure player distribuye su oferta de moda femenina en un local de dos plantas ubicado en el número 241 de la calle Rosselló (Barcelona), bajo el rótulo de Shana, cadena catalana fundada por Julián Imaz que está siendo relanzada por un grupo de inversores tras desaparecer en 2018 por la entrada en concurso de acreedores de su matriz.

Leer noticia completa: modaes.es