Tras años de cierres de tiendas, el resultado no es que el retail haya muerto, sino que se ha transformado. Menos uniformidad, oportunidades para los operadores más pequeños y cambios en las condiciones marcan el nuevo escenario de las calles.

Después de un año en casa, cuando los españoles volvieron a salir, la calle había cambiado. Algunas ciudades aprovecharon el confinamiento para cambiar de sentido algunas vías, avanzar la peatonalización de otras o renovar el mobiliario urbano. Y en las tiendas, los de siempre ya no están, los locales vacíos se han renovado con firmas nuevas y el mix entre restauración (que tanto espacio había ganado en el prime en los últimos años) y la moda comienza, poco a poco, a reequilibrarse.

Al final, ha resultado que los años de cierres, acelerados a toda velocidad por la pandemia, no han matado al retail, sino al reinado de la uniformidad. Las calles españolas han comenzado a dejar de ser una concatenación de flagships de Zara, H&M, Mango o Desigual.

Su reinado ha sido largo: desde la aparición de las grandes cadenas verticales, sus rótulos habían inundado las grandes ciudades, donde no era raro ver dos tiendas de la misma cadena a apenas unas calles de distancia. Los grandes grupos necesitaban abrir para crecer, y eso supuso la salida de pequeños operadores de los ejes prime.

Más tarde, cuando el canal online empezó a crecer, llegó el reinado de los flagships, espacios grandes, experienciales, instalados sólo en los ejes principales de las capitales, que parecían condenar al olvido a los ejes secundarios y las localidades medianas.

En 2021, la mayoría de grandes operadores han concluido ya el grueso de la reestructuración de su parque de tiendas. Inditex preveía realizar 1.200 cierres brutos entre 2020 y 2021, 300 de ellos en España. En junio, la compañía contaba con 654 establecimientos menos que un año atrás, netos de aperturas. A esas habrá que sumar ahora los cierres de los 82 puntos de venta de Uterqüe, que se completarán a lo largo de 2022. 

Leer noticia completa: Modaes.es