La Oficina de Protección al Consumidor Financiero (CFPB) ha pedido información a Affirm, Afterpay, Klarna, PayPal y Zip sobre su oferta. 

En un momento en el que más operadores y vendedores se lanzan a ofrecer el ‘compra ahora, paga más tarde’ como método de pago, al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, preocupa el riesgo financiero que esta opción de pago puede repercutir en los consumidores. 

La Oficina de Protección al Consumidor Financiero (CFPB, por sus siglas en inglés) ha pedido información a cinco grandes operadores de este mercado, con el objetivo de poder revisar las prácticas de la industria e informar a los ciudadanos de los posibles riesgos que tiene este nuevo método de pago. 

“La opción de compra ahora, paga más tarde es la nueva versión del viejo pago a plazos, pero con un giro moderno y más rápido donde los consumidores adquieren un producto de forma inmediata y también el débito”, ha asegurado Rohit Chopra, director de CFPB

De ahí que desde la agencia hayan pedido información a Affirm, Afterpay, Klarna, PayPal y Zip sobre su oferta, con el fin de lanzar en un futuro una guía para informar a los usuarios de este nuevo tipo de crédito, ya que les preocupa la posible “deuda acumulada, el arbitraje regulatorio y la cosecha de datos en el mercado de crédito al consumo, que está cambiando rápidamente con la tecnología”. 

La opción de ‘Compra ahora, paga más tarde’ es un método de pago que permite a los usuarios financiar sus compras en 3, 6 o 9 meses, de forma inmediata y sin papeleo, y en muchos casos, sin pagar intereses. 

En España, son ya numerosos los operadores de sistemas de pago que ya ofrecen este método a retailers, tanto los pure players como aquellos que disponen de una red comercial. PayPal, Klarna u Oney son algunos de los operadores que ya lo ofrecen, así como la banca española, con Plazox a través de su compañía Sistema de Tarjetas y Medios de Pago. 

Fuente: DA Retail