Pequeños negocios, como este de congelados, pagan por la luz el doble que hace un año. La subida terminará repercutiendo en el precio y no todos los comercios podrán sobrevivir a ello.https://www.youtube.com/embed/-nK2E6OOsaU

El pequeño comercio se ahoga. Es difícil luchar contra la tormenta perfecta de subida de precios en materias primas, logística y, especialmente, factura de la luz. Dentro del pequeño comercio, aún notan más esa tormenta sectores como el de la distribución alimentaria de proximidad.

Este jueves, Televisión Española ha puesto nombre, apellidos y cifras a la situación. Un equipo del programa matinal de la cadena pública ha entrevistado a Jesús Romero, de congelados J. Romero en Vicálvaro (Madrid). Como podéis ver en el vídeo que ilustra esta información, el comerciante nos muestra las facturas eléctricas de su tienda de congelados. Y las cifras son demoledoras: ha pasado de pagar 500 euros el año pasado a más de 900 al mes este 2021, casi el doble. Y todo, a pesar de haber reducido el consumo de electricidad en la medida de lo posible. No olvidemos que se trata de un negocio de congelados.

«Nosotros no podemos atender con las luces apagadas, los motores tienen que estar funcionando 24 horas al día, no tenemos mucho margen de maniobra», recuerda Romero.

En cuanto a los precios, es difícil adaptarlos a la nueva situación: «Somos un comercio de proximidad, de barrio. Nos cuesta muchísimo subirlos», lamenta. 

A la subida de la luz añade otra variable, la del precio en origen. Romero señala que «hemos asumido el gasto de la luz, pero si añadimos el gasto adicional de la subida de precios de los productos que compramos nosotros, hemos tenido que subir el precio al 7 u 8 por ciento de nuestros productos». «Conocemos a nuestros clientes, que lo están pasando fatal, y nos cuesta muchísimo subir los precios».

Es la ratonera en la que se ven atrapados numerosos comercios: compran más caro y pagan el doble por la luz. ¿Hasta cuándo aguantarán sin repercutir al mismo nivel el precio de venta al consumidor? Sin duda, no todos los negocios pueden hacerlo. El futuro de muchas pequeñas y medianas empresas está en el aire.

Fuente: foodretail.es