La Agencia Tributaria trabaja sobre la implantación de una herramienta digital para conocer instantáneamente las transacciones de las pymes

Los negocios españoles están más cerca de cambiar para siempre su relación con la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Aprovechando la financiación europea para la digitalización de las empresas, el Ministerio de Hacienda ha puesto en marcha una iniciativa para conocer, en tiempo real, cada movimiento realizado en las cajas registradoras de todas las empresas de nuestro país. Lo que parecía una utopía ansiada por Hacienda, está tomando cada vez más forma según ha declarado la propia Agencia.

Una tecnología que se implantaría de forma generalizada como medida en la lucha contra el fraude y que llevaría más de tres años trabajando en el proyecto. Expulsar para siempre las cajas B del tejido empresarial español es el objetivo principal de esta medida que, según se afirma, cada vez está más cerca de instaurarse.

El Ministerio de Hacienda estudia el soporte jurídico necesario para que dicho sistema forme parte de la Ley de Medidas de Lucha Contra el Fraude, basándose en que las facturas son la base de todo registro contable y fiscal, dependiendo de ellas la mayor parte del cumplimiento tributario, y por ente, la prevención de la economía sumergida y la evasión fiscal.

“Mejorar la relación Administración-administrados”

Aprovechando el avance de la tecnología para la instantaneidad que se pretende en la transmisión de la información, la Agenda Tributaria apuesta así por tener una relación inmediata, prácticamente, con las empresas.

Pero para la implantación de este nuevo proyecto, no solo depende de un marco jurídico que abarque la conexión de la AEAT en la facturación de las empresas de toda España, sino que también se necesitan medios para ello. Es aquí donde entra en juego los fondos de la Unión Europea, en los que el Ministerio de Hacienda ha encontrado la oportunidad perfecta para su subvención.

El Kit Digital, fondo de 3.000 millones de euros aprobado a finales del noviembre pasado, se presentaba como la solución para la digitalización en pymes. De este modo, pequeñas y medianas empresas podrían implementar la tecnología necesaria en sus cajas registradoras para llegar a los sistemas informáticos de la Agencia Tributaria.

El Ministerio asegura que las conversaciones con las principales organizaciones que representan a pymes y autónomos están avanzadas, ya que necesitan su aprobación para la implantación de dicha herramienta digital.

Se prevé crear a principios de 2022 un foro semejante al que ya existe para grandes empresas para dar lugar a un encuentro específico en el que se traten exclusivamente temas relacionados con la materia tributaria en el que participen estas organizaciones, según ha hecho saber el Director General de la AEAT, Jesús Gascón.

Desde que se aprobó la nueva ley antifraude, el Ministerio de Hacienda trabaja sobre la desactivación de programas informáticos que oculten transacciones del pequeño comercio. Si se llega a aprobar este control sobre las transacciones en el pequeño comercio, todo aquel trabajador por cuenta ajena o comercio que incumplieran esta restricción, se vería obligado a pagar una cuantiosa multa por ello. 

Fuente: dirigentesdigital.com