Saltar al contenido

Cádiz Centro insiste en el carácter exclusivo del comercio local

La llegada de Primark a Bahía Sur no cambia el plan de la entidad, que sigue apostando por la singularidad de las tiendas pequeñas

El anuncio de la apertura, el próximo martes, de la nueva tienda de Primark en San Fernando no cambiará los planes de futuro de la asociación Cádiz Centro Comercial. Aun reconociendo que una apertura de este tipo, tan cercana, puede perjudicar al comercio local, desde la asociación de comerciantes del casco histórico de la capital se apuesta por mantener su línea de trabajo, agarrarse con fuerza a los datos más positivos que negativos de la última campaña navideña y seguir reivindicando la singularidad y exclusividad de las tiendas pequeñas.

La gerente de Cádiz Centro, Beatriz Gandullo, admite que Primark, desde luego, no beneficiará a Cádiz. “La llegada del gigante Primark es, sin ninguna duda, una magnífica noticia para San Fernando. Sin ninguna duda, a nosotros estas locomotoras grandes (Zara, Massimo Dutti…) que se han ido nos han hecho daño, es una realidad. Tenemos que adaptarnos a estas nuevas circunstancias y crear nuevas estrategias para que la afluencia de público y el tráfico de personas siga viniendo al centro de Cádiz. Seguimos trabajando: próximamente, Tramas abrirá en Columela y pronto se ocupará de nuevo el local cerrado de Massimo Dutti también en esa calle”.

“Hay que resaltar –prosigue Gandullo– que en el centro de Cádiz hay cerca de 200 tiendas, que son locales, que son pequeñas y que no se pueden encontrar en ninguna otra parte. Indudablemente, al comercio local le viene bien una locomotora al lado, por supuesto, pero hay que convertir el reajuste que está sufriendo el centro en una oportunidad para que el que decida visitarnos sepa que es una experiencia nueva que no le puede ofrecer ni Bahía Sur, ni Área Sur ni ninguna otra gran superficie porque nuestros establecimientos no se pueden encontrar en una superficie cerrada”.

Los datos de la pasada campaña navideña han abierto un pequeño horizonte de esperanza, de recuperación, en el comercio gaditano, y sobre esa base se sigue preparando el futuro con iniciativas como la oficina de inversiones: “Nosotros tenemos que seguir mirando hacia adelante, hacia el futuro, y mientras que los clientes confíen en el comercio local… Tenemos que hacer una reflexión sobre qué tipo de ciudad queremos y hacia dónde queremos ir. No porque venga Primark a San Fernando. Cuando compramos, estamos marcando cómo queremos que sea el mercado. Las franquicias se han ido del centro de Cádiz, pero no olvidemos que se han ido de la mayoría de los centros de ciudades de España”.

Gandullo, que recurre de nuevo a la esperanzadora Navidad, señala que han sido los gaditanos quienes han apostado por el comercio local: “Nosotros hemos mejorado las ventas por la gente de aquí. Yo quiero seguir apostando por lo que tenemos alrededor. Porque si no, lo que vamos a encontrar en un centro cerrado, sin luz, sin vida…”.

Entre las dificultades para que visiten el centro comercial los gaditanos de la provincia, Beatriz Gandullo sigue señalando a los aparcamientos en la capital y, también, al mal funcionamiento del transporte público interurbano, un déficit que traslada también al transporte urbano, para el que reclama una mejora: “Cádiz es una ciudad muy amable para ir andando, pero no todo el mundo, sobre todo desde algunos puntos de la ciudad, puede llegar caminando”.

Fuente: diariodecadiz

AGECU