El año 2021 se perfilaba como el ejercicio de la recuperación económica gracias a la vacunación masiva. Sin embargo, las cosas no sucedieron como se esperaba, y la llegada de una nueva variante del coronavirus ha sumergido al mundo en una sexta ola pandémica que ha tirado por tierra los planes de muchos. Dada esta situación, el sector retail ha decidido adaptarse a nuevas y emergentes tendencias de consumo.

Así lo afirma un estudio realizado por Tiendeo.com, empresa especializada en retail, que ha identificado las cinco tendencias clave que marcarán el sector en 2022.

1. Omnicanalidad. El 58,6% de los retailers y marcas apostarán por los canales digitales este año, ya que se han convertido en el medio preferido por los profesionales del marketing para conectar con los consumidores. Por el contrario, la inversión de publicidad es menor en los medios de comunicación tradicionales (TV, radio o publicidad en vía pública). De hecho, las empresas invierten cada vez más en marketing digital (83%) y en las redes sociales (66%).

2. Tiendas de experiencias. Los establecimientos tradicionales irán combinando poco a poco el mundo físico con el digital. Así, los centros comerciales dejarán de ser lugares de paso para consolidarse como puntos de encuentro, donde los espacios se convertirán en escenarios en los que se realizarán diferentes tipos de espectáculos que inviten al consumo de un determinado producto o marca.

3. La tecnología como catalizador del cambio. La incorporación de la tecnología y la inteligencia artificial en el proceso de venta darán lugar a la creación de más tiendas inteligentes, que permitirán a los consumidores comprar en lugares que no cuentan prácticamente con personal y donde no hay que pasar por caja. El desarrollo de este tipo de tiendas permitirá a los retailers competir con los gigantes del comercio electrónico al proporcionar una experiencia más cómoda y sin fricciones.

4. La economía circular. La preocupación de los consumidores por el medio ambiente está llevando a los retailers y marcas a adoptar una estrategia más responsable. El residuo cero, el mercado de segunda mano y de ocasión seguirán creciendo, ya que abordan una cuestión crucial para el sector en 2022: conciliar el poder adquisitivo y la protección del medio ambiente.

5. Social Shopping. En 2022 cada vez más marcas y retailers utilizarán este medio como complemento al comercio electrónico, donde la venta social se apoyará principalmente en influencers y embajadores de marca. De hecho, según el estudio de Tiendeo, el 50% de los retailers y marcas tienen intención de aumentar sus inversiones publicitarias en las redes sociales en los próximos 12 meses.

Fuente: financialfood