Ralentiza su tendencia alcista y solo aumenta las ventas un 3,2% en diciembre

La pandemia del Covid-19 no da tregua al comercio textil. El sector ha cerrado 2021 con una caída del 13,1% de las ventas en comparación 2020, según los datos presentados este viernes por la patronal Acotex. Se trata de una nueva caída de los ingresos después de que en 2020, el año de mayor impacto del virus, ya registrase su peor dato de la serie histórica con un descenso del 39,8%, ya que las empresas se vieron perjudicadas por el confinamiento y las medidas de restricción tanto en la movilidad como en los aforos de los establecimientos. En comparación con 2019, las ventas cayeron 35,7% el año pasado.

Además, las sucesivas olas y la extensión de nuevas cepas no han permitido levantar cabeza al comercio textil. El sector encaraba el último trimestre del año con una tendencia alcista (venía registrando incrementos desde el mes de septiembre) y cierto optimismo tras firmar en noviembre su mejor dato (+9,7%) desde que dio inicio la pandemia, en parte impulsado por las campañas de Black Friday, Cyber Monday y Navidad.

Sin embargo, la extensión de la variante ómicron y la oleada de nuevos contagios han ralentizado el ritmo en diciembre y las ventas tan solo crecieron el 3,2%. “La primera quincena del mes de diciembre parecía indicar que iba a ser un buen mes, pero cambió la tendencia a raíz del incremento de contagios Covid frenándose las ventas en seco”, explica la patronal.

Más allá de que se trata del menor incremento de ventas de los últimos cuatro meses, Acotex subraya que el dato se hace compara con diciembre de 2020, cuando se produjo una caída del 32,2%, y, por lo tanto, no se puede hablar de una buena cifra de ventas.

De todas formas, este cierre de diciembre permite al sector encadenar tres meses seguidos con registros positivos, algo que no había pasado en toda la crisis sanitaria (en septiembre el alza fue del 8%, en octubre del 6,3%, en noviembre del 9,7% y en diciembre del citado 3,2%).

En lo que respecta a las previsiones para 2022, Acotex anticipa un año “muy complicado”. En ese sentido explica que los incrementos del coste de la luz, el aumento de las materias primas y logísticos, en 2022 “hay que empezar a devolver los préstamos ICO”. A todo ello se une la situación de la nueva variante Covid con incremento de contagios y posibles restricciones lo que sitúan al comercio textil en una situación “preocupante” y “siendo necesario, más nunca, medidas urgentes de apoyo al sector y la llegada de todas las ayudas anunciadas, pero que no terminan de llegar”, apunta la patronal.

Fuente: Cinco Días