Mercadona aumenta su cuota de mercado, hasta el 26%

El gasto en productos de gran consumo (que incluye los productos de alimentación, bebidas y droguería e higiene que compramos en supermercados, hipermercados y tiendas…) se mantuvo estable en 2021 en pleno escenario inflacionista. En realidad la demanda se contrajo, compramos un 2,8% menos, pero el precio medio de la cesta de la compra creció un 3% y eso compensó, según las cifras de la consultora Nielsen, que ha presentado este jueves su balance anual.

En concreto, gastamos 95.000 millones, cifra similar a la de 2020. Ese año el gasto creció un 6%, algo inusual, pues en gran consumo normalmente los crecimientos suelen ser muy estables, de alrededor del 1% (la población no crece y no comemos y bebemos más), pero el confinamiento disparó entonces ese consumo en tiendas porque la hostelería estaba cerrada.

Este 2021 ha sido un año «marcado por tensiones en la cadena de suministro, subidas de precios y cambios en el consumidor», según Patricia Daimiel, directora de Nielsen. «Ha sido una buena campaña marcada por el incremento de los precios. Se han contenido, aunque es un mercado en el que hay una inflación alta», según Alberto Iglesias, experto de la consultora.

El 70% del gasto lo hicimos en productos envasados, con un aumento del precio del 3,4%, y el 30% en productos frescos, categoría en la que gastamos un 1,2%, con precios un 1,6% mayores que en 2020. Lo que más crece en gasto son los platos precocinados y preparados (un 15%), las bebidas (11%) y los congelados (11%). En el otro lado, perfumería e higiene caen casi un 4%.

COMUNIDADES CON MÁS GASTO

Hay algunas regiones donde el gasto ha crecido con más fuerza, como es el caso de Canarias, Comunidad Valenciana y Baleares, con aumentos superiores al 2%, y esto ha sido sobre todo por la vuelta del turismo. En Alicante y Gerona el gasto aumentó más de un 4% por el mismo motivo.

Caso particular es el de Segovia, con un aumento del 6,6%, que en este caso se debe «a la proximidad a grandes centros urbanos», pues mucha gente que se desplazaba a trabajar a Madrid, por ejemplo, ahora teletrabajaPUBLICIDAD

En cuanto al canal online, cierra el año con un crecimiento del 13% y ya tiene una cuota del 2,5% (es el porcentaje comprado online del total de las ventas). Se ha duplicado casi con respecto a antes de la pandemia.

PRECIOS

Según Iglesias, «gran parte del crecimiento es por el propio efecto precio, aunque hay varios elementos que influyen, como es que el producto esté sujeto a promoción o el mix de ventas». Según explica, «el consumidor es muy consciente de estas subidas y busca cada vez más ajustar su presupuesto».

Los mayores encarecimientos los tienen el aceite, las pastas, los huevos, la fruta y el pescado, con subidas que van del 27% al 9%. Las pocas bajadas (y mínimas, porque rondan el 1%) corresponden a la verdura congelada, el pescado congelado, el detergente y productos de limpieza del hogar.

Según Ignacio Gil de Biezma, experto de Nielsen, de cada 10 euros, cuatro se han invertido en marca de la distribución, que en este año se ha incrementado en 0,8 puntos y en marzo-abril empezaron a crecer más de lo que lo hacían las marcas del fabricante.Más en El MundoCovid hoy, última hora en directo | Sanidad notifica 130.888 contagios y una bajada de la incidencia de 55 puntos (3.139)Revuelo en redes tras anunciar Mercadona que retira del mercado uno de sus hummus más populares

Esto tiene un claro reflejo en el mapa de distribuidores. Mercadona consolida su posición, con un 26,7% de la cuota de mercado. Gana 0,8 puntos y recupera lo que cedió en 2020. La cadena Lidl, que también se caracteriza por tener precios más bajos que otras, tiene un 5,8% de cuota.

Nielsen ha lanzado varios escenarios de previsión de cara a este 2022 en función de cómo evolucionen los precios. Calculan un aumento de gasto del 2% si la inflación sigue alta, del 0,7%, si se modera, y una caída del 0,5% si es baja.

Fuente: El Mundo