La capital capta casi un millón de euros del Gobierno para potenciar las compras en las zonas de gran afluencia turística

Los fondos europeos se han convertido en grandes aliados del Ayuntamiento de Sevilla para sacar adelante proyectos. En este caso, el dinero de los Next Generation servirá para poner en marcha una innovadora iniciativa que respalda al pequeño comercio y lo prepara para competir con las grandes superficies. En concreto, el gobierno municipal ha captado casi un millón de euros para lanzar un proyecto con soluciones digitales en las zonas de gran afluencia turística que pretende fortalecer la actividad comercial en estos enclaves potenciando las compras a través de un sistema de atracción y fidelización de los clientes y creando un espacio limpio y amigable.

La iniciativa contempla el uso de las nuevas tecnologías, avanzando hacia un sistema de gestión más digitalizado, que permite medir y analizar con detalle distintas variables que afectan al rendimiento del comercio, desde aspectos relacionados con el márketing hasta el control de los flujos y aforos e incluso la gestión de los residuos, lo que permitirá mejorar la imagen de la ciudad.

El objetivo es conocer mejor al cliente y atraerlo hacia los comercios de estas zonas de afluencia turística, figura que ahora se aplica al centro histórico y algunas calles de Triana.

¿Y eso cómo se hace? Según explican fuentes municipales, el proyecto que el Gobierno central ha aprobado al Ayuntamiento de Sevilla se basa en la implantación de una solución digital aportada por la empresa Seeketing, que es pionera en el mundo en el uso de este tipo de herramientas para medir los comportamientos de los clientes.

EL SISTEMA SE BASA EN EL USO DE LOS MÓVILES Y EL ENVÍO DE NOTIFICACIONES PARA INCENTIVAR COMPRAS

El primer paso sería poner en marcha programas de fidelidad ágiles y sencillos, que se adecuen a este tipo de establecimientos pequeños frente a los grandes centros comerciales. Un ejemplo sería conseguir que los clientes recibieran un sms o un whatsapp donde se les obsequie con una tarjeta regalo a cambio de acudir un determinado día de la semana al comercio o repetir la visita en un plazo determinado. Para ello haría falta que el cliente se hubiera registrado con un perfil determinado que servirá para elegir el tipo de incentivo y de cliente que interese al negocio en cada momento.

La respuesta a estas campañas de fidelización permitirían al comerciante  poner en marcha comunicaciones muy segmentadas y así se evitaría la percepción de spam que producen estos sistemas de marketing.

Un siguiente paso sería conocer las afluencias y flujos de visitantes en el mercado o calle comercial para identificar  diferentes perfiles de clientes, según sus hábitos: si son habituales, esporádicos, compradores de fin de semana o incluso empleados. Y usar esa información para segmentar más y lograr un mayor impacto con las notificaciones, algo que ya hacen las grandes superficies. Esto también ayudaría a predecir cuál es el tiempo óptimo para mantener activas las promociones. Todo enfocado a conseguir un mejor resultado de las ventas: mayor ratio de visitas a las tiendas y más  compras. Además, también sería una ayuda muy eficaz a la hora de comunicar nuevas aperturas o eventos  como Black Friday, Halloween y otras campañas especiales.

LA TECNOLOGÍA PERMITE TAMBIÉN EL CONTROL DE LOS AFOROS, CON BENEFICIOS PARA LA SEGURIDAD

Uno de los aspectos más novedosos de estas soluciones digitales es que permiten también controlar los aforos, pues miden el tráfico en zonas abiertas y posibilitan el envío de mensajes y notificaciones para desviar la afluencia en determinados puntos u horarios evitando las aglomeraciones y mejorando la seguridad.

Detrás de esta solución para el pequeño comercio hay una tecnología ya ensayada y que se fundamenta en el uso de los móviles.  A través del uso de un  hardware se consigue detectar la señales que emiten los móviles de prácticamente el 80% de las personas que acuden a la zona comercial y a través del análisis de los datos de su comportamiento segmentar por ejemplo, entre clientes que acceden por el parking, los que sólo acuden los fines de semana, los que buscan ocio además de compras, la familias con niños, pues usan zonas de juegos, los visitantes de última hora o los que son sólo empleados.

Este proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Sevilla se engloba dentro de la estrategia de digitalización liderada por Contursa y que está desarrollando desde hace unos meses y que se apoya en la aplicación de soluciones innovadoras para el sector turístico.

Un dinero procedente de los fondos Next Generation

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo comunicó el pasado 30 de diciembre los proyectos aprobados dentro de su convocatoria de ayudas para el apoyo al comercio y que se financiarán íntegramente con fondos europeos de recuperación, los denominados Next Generation. En total, la inversión será de 103,12 millones de euros, de los que 10,25 millones corresponden a iniciativas andaluzas. Este dinero se reparte entre 19 proyectos, entre los cuales hay cuatro sevillanos, el de la capital, subvencionado con 934.160 euros, y otros tres más en los municipios de Carmona, Dos Hermanas y Mairena del Alcor que suman 1,1 millones y que se enfocan, respectivamente, hacia la recuperación de los mercados de abastos, la potenciación del comercio de proximidad y la transformación del tejido comercial local más especializado.

Fuente: Diario de Sevilla