Saltar al contenido

Cinco claves para entender los nuevos ERTE: menores bonificaciones, más formación

A partir de marzo, el procedimiento para que las empresas en apuros soliciten ayudas públicas cambia con el Mecanismo RED

El Gobierno ha decidido prorrogar un mes más, hasta el 31 de marzo, la vigencia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por covid, al entender que muchas empresas necesitan más tiempo para adaptarse al Mecanismo RED. Este es el nuevo marco de protección en el que iban a quedar encastradas a partir del 28 de febrero. En sintonía con sindicatos y patronales, el Ejecutivo ha acordado este lunes estirar cuatro semanas más la permanencia de una medida que permite a aquellas empresas cuya actividad sigue viéndose afectada como consecuencia de la pandemia beneficiarse de una serie de bonificaciones fiscales. El objetivo, poder afrontar el pago de las cotizaciones sociales de los trabajadores que mantiene suspendidos total o parcialmente.

¿Por qué se ha acordado una prórroga si la reforma laboral contempla una figura de protección similar?

Detrás de esta extensión, reclamada por sectores como el turístico o el hostelero, se esconde el detalle de que las exenciones de los ERTE covid son más elevadas que las que engloba el Mecanismo RED. En la última prórroga, firmada a finales de verano del año pasado y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el 28 de septiembre, se acuerda el mantenimiento de las bonificaciones hasta el 28 de febrero, en las mismas condiciones como venían definiéndose.

En ellas se recogía una variación en función del número de trabajadores, y de si las empresas solicitantes disponían o no de planes de formación para los trabajadores afectados. Aquellas que los contemplasen y tuviesen menos de 10 trabajadores recibirían una exención del 80% en las cuotas a abonar a la Seguridad Social; la misma cantidad que para las de 10 o más empleados. En cambio, si no disponían de planes formativos, las bonificaciones serían más bajas: del 40% para las más pequeñas, y del 50% para las demás.

¿Se mantienen las mismas exenciones un mes más?

No. A pesar de la concesión de un margen de tiempo extra, las bonificaciones no permanecerán tal y como estaban. Serán, de hecho, ligeramente más bajas. Entre el 1 y el 31 de marzo, y de nuevo tomando como referencia la presencia o no de un plan de formación, las exenciones para las empresas que los dispongan, independientemente del número de trabajadores con los que cuenten, serán del 60% (un 20% más bajas). Y en el caso de que no los tuvieran, en las pequeñas pasarán a ser del 20% (la mitad); y para las mayores del 30%. No son los únicos cambios: hasta el 28 de febrero, aquellas empresas que tuvieran autorizado un ERTE por impedimento en su actividad como consecuencia de la covid se veían bonificadas al 100% en el pago de las cuotas; mientras que en las siguientes cuatro semanas la ayuda será ahora del 90%.Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.SUSCRÍBETE

¿Qué pasará cuando finalice esta prórroga?

La idea detrás de la concesión de este mes extra es que las empresas que más allá de este plazo vayan a seguir sin recuperar su actividad por la pandemia se adapten a los nuevos requisitos y formalicen la solicitud de acogerse a los nuevos ERTE, encajados dentro del Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo que contempla la reforma laboral aprobada este año. Para beneficiarse de ellos, como ya ha hecho la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV) deberán solicitar al Gobierno la activación de esta herramienta (que deberá acordarse en Consejo de Ministros), y que dispone de dos modalidades con ayudas de diferente cuantía.

¿De cuánto serán las nuevas bonificaciones?

El Mecanismo RED contempla dos modalidades de nuevos ERTE estructurales: en el caso de que se derive de afectaciones cíclicas (cuando se aprecie una coyuntura macroeconómica general que aconseje la adopción de instrumentos adicionales de estabilización), las bonificaciones podrán extenderse hasta un máximo de un año, y serán del 60% en los primeros cuatro meses; del 30% en los siguientes cuatro y del 20% en los cuatro finales.

En el caso de que se aduzcan motivos sectoriales (cuando en un determinado sector o sectores de actividad se aprecien cambios permanentes que generen necesidades de recualificación y de procesos de transición profesional de las personas trabajadoras), estas podrán extenderse hasta un máximo de dos años, teniendo una bonificación del 40%.

¿Cuántos trabajadores están todavía en un ERTE por covid?

Según los últimos datos recabados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, hasta el 17 de febrero eran 104.363 los trabajadores que permanecían suspendidos como consecuencia del coronavirus, 680 menos que en el mes de enero. Sumando la cifra de aquellos que los están también, pero por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas (ETOP), 13.644, y los afectados por la erupción del volcán en La Palma, serían un total de 118.811 las personas que todavía no se han podido reincorporar con normalidad a sus puestos de trabajo.

Fuente: El País

Etiquetas:
AGECU