Saltar al contenido

Decálogo para conquistar al cliente millennial

Tiendeo identifica las tendencias para atraer a los consumidores entre 30 y 40 años

Los millennials son una generación compleja. Vivieron una infancia sin tecnología, pero la irrupción de esta durante su primera juventud les ha llevado a integrar los smartphones y la comunicación digital hasta convertirlos en los máximos exponentes de la omnicanalidad. Saben lo que quieren y su acceso a una cantidad ingente de información obliga a marcas y retailers a redoblar sus esfuerzos por captar su atención. ¿Qué tendencias les interesan? ¿De qué modo motivarles? ¿Cómo se les fideliza?

Los expertos de la plataforma digital Tiendeo.com han identificado las diez tendencias más utilizadas por las marcas para persuadir -y hacer comprar- a los millenials. Va por ellos:

Respetuoso con el medio ambiente: No cabe duda de que todo lo lleva la etiqueta ‘ecológico» atrae inmediatamente la atención de los consumidores millennials, muy sensibles a los métodos de producción, las materias primas utilizadas, el uso de pesticidas y elementos sintéticos y las emisiones de CO2. Según recoge el estudio GlobalWebindex, seis de cada diez millennials están dispuestos a pagar un ticket mayor por productos ecológicos y sostenibles. 

Local: Los productos locales están ganando cada vez más espacio en el corazón de los millennials, desde vinos y cervezas hasta cajas de fruta y chocolate. Los productos locales se ven recompensados por la fidelidad de estos consumidores, a quienes les entusiasma presentarse en una cena de amigos con un vino de una pequeña bodega local.

Fabricado en España: Los millennials son grandes defensores de la producción local. Tienen la sensibilidad de percibir y defender el valor de la excelencia española, y están predispuestos a promover la economía nacional y sus industrias (moda, automoción, alimentación, turismo, cultura…).

Sin crueldad: Otra tendencia por la que se interesan los mayores de 30 años es la lucha contra la tortura de animales mediante experimentos destinados a probar la eficacia de los productos de belleza, cuidado personal y del hogar. El hecho de que un producto sea libre de crueldad es un fuerte incentivo para comprarlo.  

Inclusión: La cuestión de la inclusión, hacia las mujeres y todos los géneros trans, no binarios o neutros, es central en el debate contemporáneo. También lo es la orientación sexual y cualquier otro elemento de discriminación. Por lo tanto, se presta mucha atención a las marcas que demuestran una actitud abierta e inclusiva. De acuerdo con un estudio realizado en Estados Unidos por Quantilope, el 72% de los millenials cree que la diversidad e inclusión son temas de suma relevancia a los que las marcas deberían incluir en su comunicación.

Ahorro de tiempo: La falta de tiempo es una constante en la vida de los millennials. Las marcas que consiguen simplificar y optimizar el día a día de los miembros de esta generación, que buscan constantemente horas para dedicarse a sí mismos y a sus seres queridos, ocupan un lugar destacado. Un ejemplo: el Q-commerce o comercio rápido, enfocado en la velocidad de la entrega.

Nostalgia: Si seguir la moda y la alta tecnología es tendencia, la nostalgia de tiempos pasados que nunca volverán también es un leitmotiv importante. Por eso, quienes sepan apelar a las emociones más profundas, quienes evoquen sensaciones perdidas, podrán crear un vínculo especial con los consumidores millennials.

Omnichannel: Dar a un millenial la posibilidad de moverse libremente entre el mundo online y el offline es el mejor regalo que se le puede hacer. Todas las marcas que ofrezcan servicios y publicidad omnicanal podrán captar y retener más fácilmente a este grupo de consumidores. Según un estudio de Carat ‘Consumer Connection System’, el 62% de los millennials usa internet como principal punto de información para tomar su decisión de compra.

Global: Local sí, global también. Si es cierto que a los millennials les gustan los productos de 0 km, también tienen una inmensa pasión por todo lo que es nuevo y viene de fuera. Los millennials se sienten parte de la comunidad local y de la global, y pasan fácilmente de una a otra.

Cero residuos: Todo lo relacionado con el reciclaje es aprobado por los millennials con los ojos cerrados. Tanto si se trata de aplicaciones para comprar o vender ropa y accesorios de segunda mano, como para comprar alimentos caducados a precios reducidos, o envases reciclados y reciclables, el éxito está asegurado.

Fuente: Profesional Retail

AGECU