Respaldan el diseño de plataforma única para la remodelación y abogan por una reordenación de los puestos de venta ambulante en el paseo

La Unión de Comerciantes del Principado abrió ayer la ronda de reuniones que el concejal de Obras Públicas, Olmo Ron, y el director general de Proyectos, Pedro Guerrero, van a mantener con las principales entidades económicas y sociales de la ciudad para tener ‘feedback’ fuera del Ayuntamiento sobre su propuesta de reforma del Muro.

Al término de la reunión la gerente de los comerciantes, Carmen Moreno, explicó que su colectivo coincide en que la remodelación con plataforma única es una solución idónea porque permite adaptar el tráfico a las necesidades de circulación de cada momento y evita tener que hacer grandes obras en el futuro.about:blank

Parte de la reunión también se centró en conocer la opinión del sector minorista sobre los planes municipales de reactivar el comercio y la hostelería del Muro con el ensanchamiento en seis metros de la acera del frente de edificios en Rufo García Rendueles. Moreno expuso al Ayuntamiento su opinión de que el Muro, por la propia configuración que tiene, «no es un espacio comercial porque es una fachada marítima al norte, donde las aceras están a la sombra, y porque también hay locales en planta que son poco accesibles».

No obstante la Unión de Comerciantes sí que defendió que se puede aprovechar esta obra para introducir mejoras como la reorganización de los puestos de venta ambulante a lo largo del paseo y analizar experiencias de otras ciudades con ideas innovadoras y modelos emprendedores que resulten atractivas como la implantación de tiendas efímeras o pop-up (negocios que surgen, operan y desaparecen en un plazo limitado de tiempo) asociadas al verano y momentos de mayor afluencia turísticas en la ciudad. Estas tiendas son comercios físicos que se instalan en un lugar determinado con el fin de dar visibilidad a un producto o a una marca. Pagan un alquiler por el local y suelen estar decorados de forma llamativa para atraer a un grupo amplio y selecto de clientes.

En cuanto a la movilidad, Carmen Moreno pidió que todas las actuaciones estén coordinadas con el Plan de Movilidad con visión de conjunto y tengan en cuenta los cambios previstos en el futuro con la entrada en funcionamiento de las estaciones del metrotrén. La gerente de la Unión de Comerciantes pidió asimismo evitar que se generen zonas aisladas y que se facilite con todas las obras proyectadas llegar a todos los ejes comerciales a través de «un paseo cómodo, limpio y sostenible».

El concejal de Obras Públicas, Olmo Ron, destacó los puntos de encuentro con los comerciantes y aseguró que «aunque sabemos que el Muro no va a ser nunca un gran eje comercial como Corrida tenemos el reto de mejorar ese ámbito comercial y hostelero»

Las reuniones en la Casa Rosada continuarán hoy por partida doble con Otea y la Federación de Asociaciones Vecinales de la Zona Urbana. Y el lunes 14 la cita será con la Cámara de Comercio.

Fuente: El Comercio