Saltar al contenido

La Junta geolocalizará los recursos comerciales rurales para garantizar la cobertura a la población

Recomendado por la Mesa de Trabajo del Comercio Rural, pretende medir el alcance de la oferta y corregir posibles deficiencias locales

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades georreferenciará los recursos comerciales existentes en el ámbito rural, con el fin de disponer de información actualizada sobre este tipo de servicios y apoyar la adopción de posibles medidas por parte de las administraciones para garantizar una atención adecuada a la población. El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de esta iniciativa a través de un informe de conclusiones y recomendaciones de la Mesa de Trabajo de Impulso al Comercio Rural presentado por la Consejería.

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de Transformación Económica, será el encargado de localizar sobre un mapa esa información de carácter comercial. En este trabajo, se incluirán aquellos establecimientos pertenecientes al comercio minorista de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, los de carácter sanitario, además de estaciones de repostaje, alimentos para animales de compañía o parafarmacias y productos higiénicos. De igual modo, se incorporarán al visor cartográfico del IECA los comercios de productos higiénicos, prensa, librería y papelería, material de construcción, estancos o equipos tecnológicos y de telecomunicaciones.

Estas actividades aparecerán referenciadas a través de cuatro categorías: Centros Comerciales Abiertos, mercados de abastos municipales, mercadillos ambulantes y establecimientos comerciales de primera necesidad.

El comercio rural ejerce una función de cohesión social muy importante y es un elemento clave para la fijación de la población en los municipios pequeños y medianos, lo que a su vez supone un efecto multiplicador de la economía local. Sin embargo, se dispone de escasa información fiable tanto de la estructura existente como del impacto real del comercio rural. Por ello, desde la Consejería que dirige Rogelio Velasco se considera necesario el desarrollo de esta medida.

Contar con esta información cartográfica permitirá medir sobre el territorio el alcance de la oferta comercial actual y detectar posibles deficiencias en la cobertura de la población, permitiendo así actuar a las distintas administraciones con competencia sobre la actividad comercial.

Mesa de Impulso

La Mesa de Trabajo de Impulso al Comercio Rural se constituyó en octubre de 2020 para fomentar el comercio de proximidad en las zonas rurales, mejorar sus condiciones y su competitividad, así como para favorecer el emprendimiento y su transformación digital. Entre sus objetivos también se encontraba el de combatir la despoblación de los pueblos. Su ámbito de trabajo se ha centrado en municipios de menos de 10.000 habitantes.

En la Mesa, además de la Junta, a través de siete consejerías, están representados la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), el Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). También forman parte la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía, la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo AsociadoCooperativas Agroalimentarias de Andalucía, asociaciones de consumidores (FACUA y Federación Al-Andalus), así como los sindicatos más representativos de la comunidad (CCOO y UGT), entre otros.

A través de esta herramienta, Administración Pública y agentes económicos y sociales han trabajado de forma coordinada para desplegar propuestas que respalden esta actividad económica en las áreas rurales.

Junto a esta iniciativa, los esfuerzos de la Junta se han centrado también en el diseño de una guía para ayudar a los ayuntamientos de municipios pequeños y medianos en la elaboración de Planes Estratégicos Comerciales Municipales. Desde la Administración autonómica se consideran una vía eficaz para lograr un modelo comercial ordenado, competitivo, sostenible y cercano, así como para reforzar la consolidación de esta actividad como fuente local de riqueza y empleo. Además, la Consejería de Transformación Económica ha incluido la financiación de estos planes en la convocatoria de ayudas por valor de dos millones destinada a ayuntamientos que abrió a finales del pasado ejercicio.

Este sector se ha visto especialmente castigado por las restricciones impuestas para frenar el avance de la pandemia y por la crisis económica posterior, por lo que la Junta ha inyectado más de 100 millones de euros en apoyo a sus empresas a través de diferentes líneas de incentivos. El comercio en la región cuenta con un tejido empresarial conformado por 138.542 entidades y genera 839.300 empleos.

Fuente: Junta de Andalucía

AGECU