El Ayuntamiento contará con un instrumento de promoción exterior similar al que usan en grandes capitales como Nueva York o Ámsterdam

La nueva marca Sevilla también tendrá su tienda. No es un simple negocio de souvenirs, sino una herramienta de promoción exterior de la ciudad que se enmarca dentro de la nueva estrategia de Contursa, el órgano que gestiona el turismo en Sevilla.

En concreto, es una tienda identitaria pues su objetivo es proyectar la ciudad internacionalmente potenciando la marca y abriendo también canales de comercialización para productores locales de moda y artesanía, pues lo que se ofrecerá en estas tiendas son artículos que definen a la ciudad y muestran sus bondades y cuyo lanzamiento revertirá también en la economía de la ciudad.

La filosofía está en consonancia con la estrategia turística que el equipo de Antonio Muñoz promueve y que se inspira en la economía del visitante. Este concepto defiende que el turismo tiene que suponer un valor añadido para las ciudades, tiene que ser beneficioso para toda la ciudad y sus habitantes, no sólo para los que ya forman parte del sector.

Este proyecto diseñado por la Sevilla City Office se articula a través de dos modelos: una tienda tipo pop up y otra física. La primera es efímera y se montará en determinados sitios o eventos según necesidades de promoción. Esto permitirá desarrollar acciones en ciudades de mercados emisores de turismo durante un periodo de varios meses y en localizaciones muy específicas como, por ejemplo, un aeropuerto o estación. Por otro lado, habrá una tienda física ubicada dentro del centro de visitantes de Marqués de Contadero, al estilo de las que existen en grandes capitales como pueden ser Nueva York o Ámsterdam.

Desde Contursa e trabaja con dos líneas de productos, los de merchandising que definen y van ligados a la nueva imagen de la ciudad, la marca con el lema de Muy famosa. Muy desconocida. Y, por otro lado, productos muy identificados y conocidos en Sevilla en el mundo de la artesanía o la moda, pero siendo buscando un toque más cosmopolita. Productos exclusivos que unan la tradición con la vanguardia, en línea con la nueva marca Sevilla.

Salvando las distancias, hay un referente en la tienda de recuerdos del Real Alcázar de Sevilla, donde además de comercializan 101 productos con la marca Real Alcázar de Sevilla realizados por artesanos de la Federación Artesanal de Sevilla mediante la cesión de la misma por parte del Alcázar tras una selección previa de artículos inspirados en el monumento.

Esta iniciativa se entronca con la estrategia de turismo de compras, el impulso a la artesanía, la nueva ordenanza de comercios emblemáticos y el proyecto de impulso al comercio recientemente aprobado con fondos europeos. La iniciativa amplía con creces el merchandising puntual del que disponía Turismo de Sevilla y que estaba destinado a distribuir en acciones promocionales concretas. En este caso, se da un paso más en la evolución de la nueva marca Sevilla y en su reconocimiento, tanto por parte de los sevillanos como por parte de quienes visitan la ciudad.

En el escaparate

La intención es que artesanos y diseñadores ya conocidos de la ciudad aporten colecciones exclusivas para la nueva marca, desde moda flamenca a sombreros o cerámica. La idea es dar visibilidad a productores y creadores locales que no se identifican hoy con la imagen de Sevilla. El catálogo de la tienda incluirá productos para niños, una selección gourmetsouvenirs, gafas de sol, productos de hogar como velas con aroma a Sevilla, música, una colección de complementos de bicicleta y también productos para mascotas, en un claro guiño a la ciudad sostenible que Sevilla aspira a ser.

Fuente: Diario de Sevilla