Los cambios en la Ley de Defensa de los Consumidores podrían aparejar la inspección de más de 20.000 tiendas online en 2022. 

La entrada en vigor el pasado 1 de enero de los cambios en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios podría traer consigo la inspección de más de 20.000 tiendas online a lo largo de este 2022. Una cifra que podría hacer crecer la cuota de ecommerce que han sido sancionados por irregularidades en años anteriores, situado en el 70%. 

Según datos del análisis realizado por AceleradorEcommerce.es y Legalizatutiendaonline.es, el 80% de los ecommerce nacionales pueden estar incumpliendo la legislación en materia de consumo para el comercio electrónico en 2022. Teniendo en cuenta que un 70% había sido sancionado por haber cometido alguna irregularidad en años anteriores, se prevé que esta cuota se eleve a lo largo del año, debido a la entrada en vigor de los cambios contemplados en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios el pasado enero. 

Según los cálculos realizados por ambas compañías, se estima que más de 20.000 tiendas online podrían ser inspeccionadas en España en 2022 y enfrentarse así a sanciones que, de media, se sitúan en los 1.900 euros

Entre las razones que explican las deficiencias legales que existen en las tiendas online nacionales, los expertos destacan la facilidad de creación de las tiendas online sin contar con profesionales en el diseño web y en la consultoría legal y que suele traer consigo la aparición de negocios digitales improductivos y que no cumplen la normativa. 

Desde Aceleradorecommerce.es ponen como ejemplo que más de 55% de sitios web infringen la norma con reseñas engañosas – más del 66% si se incluyen los sospechosos-, las cuales forman parte de la toma de decisión de compra para el 70% de consumidores. 

Recomendaciones legales para ecommerce

Según los expertos de Legalizatutiendaonline.es, hay 10 puntos clave a los que los ecommerce deben prestar especial atención para superar las inspecciones de los servicios provinciales de consumo de las CC.AA. sin estar expuestos a graves sanciones económicas:

  1. Verificar la información precontractual que se ofrece al consumidor, previa a la venta online, así como facilitar el formulario para el ejercicio del derecho de desistimiento legal.
  2. El ecommerce tiene que obtener el consentimiento expreso del consumidor para recibir la factura de compra en formato electrónico como una opción no predispuesta, de modo que tenga la opción de aceptarla o no. Si se solicita en formato en papel, no puede tener ningún coste extra.
  3. Es muy importante confirmar que las condiciones generales de contratación que aparecen en la web, cumplen toda la legislación vigente española y europea en materia de contratación a distancia a través de páginas web, así como con la normativa aplicable en materia de protección de datos personales y servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.
  4. Hay que poner especial cuidado a las prácticas comerciales desleales y evitar cláusulas que puedan considerarse abusivas para los consumidores, ya que es son otro de los puntos débiles en las irregularidades encontradas en las inspecciones.
  5. Confirmar la aplicación de los nuevos derechos para los consumidores en relación con la ampliación del plazo de garantías que, desde el 1 de enero de 2022, pasa de 2 a 3 años cuando los bienes vendidos de forma online resulten defectuosos o no se ajusten a lo publicitado en el e-commerce. Señalar, que a partir del 28 de mayo de 2022 entrarán en vigor nuevas modificaciones de gran calado en materia de información precontractual, la calificación de infracciones, la graduación de las sanciones y la consideración de consumidores vulnerables.
  6. La web tiene que recoger una correcta identificación de los datos del empresario responsable de la tienda online.
  7. Especial interés hay que poner en la descripción de las características y precio de los productos, incluyendo la información respecto al IVA aplicable a las ventas realizadas por consumidores en España o en cada país de destino de la Unión Europea y al régimen especial de ventanilla única para las ventas a distancia de bienes importados de un proveedor extracomunitario.
  8. Otro punto débil es la falta de información sobre los plazos de entrega y gastos de envío de los pedidos.
  9. Hay que revisar las formas de pago establecidas y la política de devoluciones, ya que es obligatorio poner las condiciones, plazos y procedimientos.
  10. Por último, el sitio web debe incluir un enlace que permita un acceso identificable y fácil a la plataforma de resolución de litigios en línea de la Unión Europea.

Fuente: DA Retail