Las claves para diferenciarse y aportar valor en interiorismo

Pese al auge experimentado por el comercio online en el periodo pandémico, las tiendas físicas mantienen su posición de liderazgo en el retail. Uno de sus grandes aliados es el diseño de interiores. El interiorismo es clave para ayudar a las tiendas físicas a diferenciarse y aportar valor, al tiempo que enriquecen la experiencia de compra.

En este sentido, tras haber pasado más tiempo en casa como consecuencia de los confinamientos y las restricciones, los clientes ahora valoran y cuidan mucho más los ambientes. Moinsa, empresa consultora y especializada en interiorismo, logística y automatización, avanza las principales tendencias de interiorismo para este año.

1. Diseño biofílico: Es el resultado de combinar espacios arquitectónicos con elementos de la naturaleza. Surge de un deseo de reconectar con lo natural y los espacios verdes, por eso está cada día más presente en las grandes ciudades.

Los espacios verdes se pueden integrar de diferentes formas en la arquitectura, siguiendo los patrones del diseño biofílico, como la presencia de la naturaleza en el espacio (agua, luz, vistas…), analogías naturales como formas, etc. Este tipo de diseño aporta mejoras no sólo a los espacios, sino también al bienestar de las personas que los visitan.

2. Espacios que invitan a interrelacionarse: El modo en el que se percibe el entorno, cambia si se puede intervenir directamente en él. Por ejemplo, la ubicación de elementos de digital signage, como pantallas con información o códigos QR sobre los productos, aportan un valor añadido a la experiencia de compra y ofrecen al cliente la posibilidad de participar del espacio.

3. Comercio híbrido: Cada vez son más comunes los espacios en los que se pueden realizar diferentes actividades que, en un principio, no están relacionadas entre sí. Por ejemplo, se puede tomar un café y comprar un libro, como sucede en Fnac. También se pueden encontrar hoteles con panadería o cafeterías con laboratorios de fragancias, entre otros.

4. Experiencias memorables que perduran en el tiempo: Para crear un espacio cómodo y atractivo para el cliente, se debe conocer sus gustos. Apostar por determinados colores y olores, o jugar con la iluminación, son aspectos que marcan la diferencia. Esto crea ciertas sensaciones y potencia la experiencia en tienda para el usuario. Un lugar acaba evocando pensamientos y conexiones, por lo que es importante que las personas interactúen con él, generen pensamientos positivos y éstos permanezcan en su memoria.

5. Piezas artesanales: En esta sociedad de consumo masivo y producción en serie, las piezas de artesanía elaboradas con materiales naturales cobran mayor relevancia. Cada vez se revalorizan más los artículos hechos a mano, por su capacidad de aportar humanidad y unicidad a los interiores, por lo que también se cuela en las tiendas para dar una mayor sensación de confort a los clientes.

6. Los materiales reciclados y reciclables: La sostenibilidad es tendencia, y dar una segunda vida a muebles o elementos ya utilizados es una práctica cada vez más común en el diseño de interiores. Algunos materiales que funcionan a la perfección para su reciclaje son las maderas nobles, los ladrillos de arcilla o los enrejados. La arquitectura sostenible se puede plantear en todo tipo de diseños, tanto en fachadas como en edificaciones completas, residencias o comercios. 

Fuente: Profesional Retail