El Govern desea dar seguridad jurídica al sector y establecer un marco consensuado para proteger al pequeño comercio

Catalunya limitará los horarios de distribución del comercio ’on line’. Así lo ha explicado el ’conseller’ de Empresa i Treball, Roger Torrent.

El Govern quiere regular los horarios de distribución de las mercancías al consumidor final. La propuesta la hará formalmente el Consell de Govern el próximo martes y forma parte de un conjunto de medidas destinadas a «proteger el comercio de proximidad» y mantener la «cohesión social» que amenaza el imparable crecimiento del comercio electrónico. El ‘conseller’ de Empresa i Treball, Roger Torrent, quiere ser el impulsor de un cambio regulatorio ambicioso que desde el consenso entre las partes implicadas dibuje las reglas del juego comercial del futuro.

«El objetivo es incorporar al actual marco legal catalán una regulación específica que regule horarios de distribución de mercancías adaptándolo a los horarios comerciales de la zona y que en los primeros borradores supondría la prohibición de entrega de productos más allá de las 21.30 horas. Los aspectos concretos del marco normativo tienen que ser discutidos con las asociaciones de consumidores y patronales del sector comercial. Una de las reclamaciones históricas por parte de las grandes firmas de la logística y del comercio electrónico es que las normativas municipales permitan la distribución de paquetería a los hogares y la circulación de vehículos por la noche, al menos hasta las 12 o la una de la madrugada.

En el primer diseño de las medidas a tomar presentado por Torrent este miércoles figura la necesidad de diferenciar entre almacenes logísticos y almacenes de operaciones, para delimitar aquellos que tienen por objetivo la entrega al consumidor final y definir las condiciones concretas y horarios de trabajo. También quiere el Govern establecer condiciones para la distribución de los productos en función del tamaño del municipio, como vía para minimizar el impacto en el medio ambiente y en el tránsito de vehículos. Los ayuntamientos deberán ser los encargados de definir en su normativa municipal los horarios permitidos de distribución. El Govern ha presentado también este miércoles un plan de acción de comercio, artesanía y moda, dotado con más de 150 millones.

En el proyecto dibujado por el Govern se propugna que aumenten los puntos de recogida de mercancías en los núcleos urbanos, así como que la distribución se realice de manera obligatoria con vehículos no contaminantes. Al final deberían ser los propios ayuntamientos los que deberían establecer la ubicación de los almacenes de distribución urbanos.

Entre el 2020 y el 2022, las ventas ‘on line’ han crecido en Catalunya el 28%. Se calcula que se hacen 80 millones de compras ‘on line’ al año, de las que el 84% se entregan directamente a domicilio. Eso representa unos 66 millones de desplazamientos para entregas a domicilio anualmente, el 11% de las cuales requieren una segunda visita por no encontrar al destinatario. Ese último aspecto es el que puede generar más tensiones ya que el horario de entrega de mercancías debe ser lo suficientemente flexible para no hacer del comercio electrónico una vía de venta poco rentable. Tanto las asociaciones de consumidores como las empresas de entrega reclaman ampliar las posibilidades de entrega para evitar envíos recurrentes.

El diseño de una ley de estas características choca con una gran amalgama de casos y excepciones, por lo que se aventura una negociación compleja para consensuar un texto final de la ley. Una de las excepciones más evidentes es la del delivery o entrega a domicilio de comida. Se prevé que la limitación horaria pueda no afectar a esta actividad.

Ley de comercio

La ley de comercio catalana establece en su primer punto la libertad horaria, para en los siguientes establecer restricciones en función de la actividad, propiedad, superficie, etc. En su primer punto establece que los comercios «pueden establecer libremente el horario de su actividad, teniendo en cuenta la conciliación familiar, sin perjuicio de la legislación laboral y de las condiciones y derechos de los trabajadores». Pero a renglón seguido, especifica que los establecimientos comerciales pueden permanecer abiertos entre los meses de octubre y mayo, entre las 21 horas y las seis de la mañana, y entre junio y septiembre, de las 22 horas y las siete de la mañana. El número de horas de apertura es de 75 semanales. En la actual normativa, los ayuntamientos tienen potestad para ampliar horarios. En cualquier caso, las excepciones a la norma son prolijas. Los establecimientos de venta de repostería, pastelería, platos preparados, prensa, flores, por ejemplo, pueden abrir domingos y festivos. Lo mismo que gasolineras o farmacias. En los municipios turísticos también existe un régimen de apertura de festivos especial. Las tiendas de conveniencia pueden tener un horario extendido, igual que autoservicios o tiendas pequeñas. También pueden abrir más horas las tiendas de alimentación de menos de 150 metros cuadrados que sean de autónomos o pequeñas empresas. Al final, la normativa comercial ha abierto en Catalunya tantos huecos que se hace patente una regulación más clara, especialmente en lo que respecta al comercio ‘on line’.

Plan de ayudas por 150 millones hasta 2025

El Govern de la Generalitat ha presentado este miércoles un plan de apoyo al comercio, la artesanía y moda que contempla ayudas por 150 millones de euros hasta 2025. El plan, que incluye la elaboración de medidas consensuadas para regular los efectos del comercio electrónico, aborda también la actualización de la ley de comercio, la defensa de competencias tras los varapalos del Constitucional y la búsqueda de nuevas fórmulas fiscales que equilibren las fuerzas entre el imparable comercio electrónico y la tienda tradicional. En comercio los objetivos son fundamentalmente abordar medidas de reactivación del consumo de proximidad y mejorar la competitividad de la oferta comercial. 

En el ámbito de la artesanía se han previsto medidas de promoción de los productos catalanes y la ayuda al emprendimiento. En el campo de la moda el principal foco es el 080 Barcelona Fashion para promocionar las creaciones catalanas en el mundo e impulsar marcas catalanas en el contexto internacional. El REC y el Barcelona Bridal Week también están en la agenda del Govern como citas a apoyar. Entre 2020 y 2022, el Govern ha destinado del orden de 200 millones de euros en ayudas específicas para el comercio y la restauración, a los que se sumarán otros 40 millones para autónomos y pymes del sector de la restauración afectados por la crisis del covid. 

Fuente: El periódico