La asociación advierte que la subida de los precios de la luz y las materias primas supone un incremento de un 35 % en los costes de las empresas

Comercios y Servicios Vi ha pedido al Ayuntamiento de Villena una línea de ayudas de urgencia con el fin de reducir el impacto de la subida de los costes energéticos. A este respecto, la presidenta de la asociación de comerciantes, Mª Teresa Soriano, ha explicado que “pedimos un paquete de ayudas como las que ya se pusieron en marcha en la pandemia con el plan Reactiva. Vivimos una situación complicada con la gran subida de los costes de la energía y de las materias primas debido a la invasión de Ucrania”.

Cafeterías, restaurantes, pequeño comercio, transporte de mercancías o viajeros, taxis,  profesionales de la construcción, servicios profesionales, ninguna empresa se escapa de este incremento de costes. La factura de la luz supone ya el 35% de los costes fijos de explotación de un negocio. Y, así, el comercio y la restauración local no pueden soportar los costes y esto frena la recuperación que, en los últimos meses, se empezaba a vislumbrar. “No nos hemos recuperado todavía de los efectos de la pandemia y ahora sobreviene esta situación, que está generando una gran incertidumbre en el sector”, asegura Soriano.

En este sentido Mª José Saúco, gerente de la asociación, ha indicado que “todas las previsiones para este año se han visto truncadas por la guerra. El consumo se ha retraído mientras los costes suben y además, sufrimos los efectos de la huelga del transporte, por ello pedimos un apoyo al Ayuntamiento que nos ayude a mantener la competitividad de nuestras empresas, que asegure los puestos de trabajo y que permita un desahogo a los establecimientos locales hasta que se tomen medidas a nivel nacional que palien la complicada situación que sufrimos”.

Además desde la asociación se solicita al consistorio que reclame un plan de medidas estatales de apoyo a los sectores productivos y a las personas, así como una respuesta «mucho más potente» que la anunciada por la UE para limitar la subida de los costes energéticos.

Fuente: Comercio Villena