La sostenibilidad se ha convertido en uno de los valores más importantes para los consumidores. Cada vez se exige más a las empresas que sigan procesos sostenibles y que cuiden el medio ambiente. Además, el año pasado en el mes de abril, el Gobierno español emitió la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Esta obliga a las empresas a declarar sus emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) y acreditar, mediante la publicación de un informe específico, sus esfuerzos para reducirlas.

La facilidad de comprar online ha provocado que algunos consumidores se olviden de que estas también contaminan, y mucho. Según un informe de Statista sobre la sostenibilidad e-commerce las emisiones mundiales de CO2 del transporte marítimo internacional en 2019 fueron de 710 millones de toneladas de CO2. Y se prevé que para 2030 comiencen a descender hasta los 658 millones de toneladas de CO2.

Sin embargo, no solo contamina el transporte marítimo, también lo hacen los camiones (22%), aviones (8%), buses (7%), vehículos de dos/tres ruedas (3%) y vehículos de comerciales ligeros (5%).

Aunque antes hemos hablado del descenso de contaminación en los envíos a través del transporte marítimo, no será una norma en logística. El crecimiento de las ventas a través del canal online para los próximos años trae consigo un pronóstico negativo para las emisiones de CO2. Statista pronostica que para 2030 los vehículos de reparto aumenten a 7,2 millones y esto producirá que las emisiones aumenten hasta los 25 millones de toneladas de CO2.

¿Cuánto contamina el packaging?

Los envíos no son lo único que contamina en el sector e-commerce. Otra área que puede ser muy contaminante como el packaging, que genera un 45% de las emisiones totales del sector.

Los envases de plástico son los más contaminantes y en 2019 hay países como China que generaron 221.5 millones de kilogramos de plásticos o Estados Unidos que generó 212.7. En el caso de España fueron 9.8 millones de plásticos.

Sin embargo, el 41% de los estadounidenses se decantan por comprar productos de una marca cuando estos tienen un packaging sostenible.

Contaminación e-commerce por sector

Es cierto que el sector e-commerce contamina, pero no lo hace de la misma forma en todos los sectores. Dependiendo del tipo de producto que venden, las marcas pueden contaminar más o menos.

El sector de la moda es el más contaminante. En España este sector contamina por 400 gramos de producto 1.116 gramos de CO2; nuestro país es el más contaminante. Sin embargo, hay un país que llama la atención: Francia. Nuestro país vecino tan solo contamina 593 gramos de CO2 por 400 gramos.

Otro sector es el de los libros, donde 350 gramos de producto contaminan una media de 600 gramos de CO2. El país donde más contamina este sector es Alemania, donde se alcanza una cifra de 829 gramos de CO2.

En el mercado de los productos electrónicos por 250 gramos de producto, la media de contaminación llega en torno a los 800 gramos de CO2. En este sector el país más contaminante vuelve a ser Alemania.



Fuente: ecommerce-news.es