El índice de precios de inmuebles comerciales elaborado por primera vez por el Banco de España registra un descenso del 3,7% en el precio de las oficinas y un 7,2% en el de los locales secundarioss entre septiembre de 2019 y junio de 2021.

El Banco de España ratifica la caída de precios en retail durante la pandemia. El precio de los locales comerciales en zonas prime se hundió un 7,3% entre el cuarto trimestre de 2019 y el segundo trimestre de 2021 y el de zonas secundarios cayó un 7,2% en el mismo periodo, según el índice de precios para el sector inmobiliario comercial elaborado por primera vez por el Banco de España (BE).

El índice muestra que en los últimos años los precios del mercado comercial se han reducido y esta tendencia descendente se ha agudizado tras el desencadenamiento de la pandemia. Por segmentos, el comportamiento de los precios ha sido relativamente heterogéneo en el período más reciente.

En concreto, durante la crisis sanitaria se ha observado un mayor ajuste en el precio de los locales comerciales, que marcaron un retroceso del 7,2% entre el cuarto trimestre de 2019 y el segundo trimestre de 2021, y también de los establecimientos prime, que se hundieron, de media, un 7,3% en el mismo periodo. Respecto al segmento de las oficinas, el índice de precios registra un descenso en el precio del 3,7% durante la pandemia. Las naves industriales han sido el vertical menos afectado en el periodo analizando, presentando un descenso del 2,4%.

El BE admite que no está claro si estos resultados se deben a una cierta recomposición transitoria de la demanda y la oferta o si se trata de un ajuste más persistente

El Banco de España admite en el estudio que no está claro si estos resultados se deben a una cierta recomposición transitoria de la demanda y la oferta en el mercado inmobiliario o si se trata de un ajuste más persistente.

El índice elaborado por la institución, publicado este miércoles, se apoya en la metodología de cálculo de los índices de precios para el mercado de la vivienda del Instituto Nacional de Estadística (IPV), aunque con algunos elementos específicos del sector inmobiliario comercial, y utiliza las bases de datos del Colegio de Registradores, que contienen información sobre todas las compraventas registradas de inmuebles y no sólo sobre una parte del mercado.

El Banco de España entiende por sector inmobiliario comercial un conjunto heterogéneo de fincas, entre las que se incluyen, entre otros, restaurantes, supermercados o grandes almacenes, las naves industriales o las fincas con un uso eminentemente industrial o de almacenaje de productos, junto con las oficinas o espacios de trabajo, constituyen el segundo y el tercer tipo de establecimientos de índole comercial.

Fuente: ejeprime