La patronal se muestra en contra de «una iniciativa que aislará a los barrios, favorecerá las compras en grandes superficies de la periferia y convertirá el centro de Palma en un solar»

La Patronal del Pequeño y Mediano Comercio, Pimeco, está totalmente en contra de las “supermanzanas” o “superislas” proyectadas por el Ajuntament de Palma.

El proyecto, contemplado en el nuevo Plan General Urbano de la ciudad, de agrupar manzanas urbanas y restringir el tráfico rodado en sus calles para los no residentes, supondrá un golpe mortal para los pequeños comercios y convertirá el centro de Palma en un solar, según la patronal.

“Las “supermanzanas” van a aislar al pequeño comercio de barrio, de manera que se complicará que lleguen a él personas que residan en otra zona o supermanzana”, explica el presidente de Pimeco, Toni Fuster, que insiste en que “los comerciantes no pueden vivir exclusivamente de las compras de los vecinos de su barrio”.

“Estamos muy cansados y decepcionados con la política del Ajuntament de Palma que no hace más que complicar la supervivencia del pequeño comercio de la ciudad. Se llenan la boca de que quieren ayudarnos, que quieren ciudades con la idiosincrasia que les da el pequeño comercio, pero la realidad es que con las decisiones que toman no hacen más que favorecer las compras en las grandes superficies”, mantiene Fuster.

Las iniciativas llevadas a cabo por el área de Movilidad del Ajuntament de Palma no han hecho más que vaciar de gente el centro de la ciudad. “Nos parece bien que quieran disuadir a los ciudadanos de utilizar el coche para favorecer alternativas más sostenibles… pero que lo hagan apostando por crear una buena red de transporte público y aparcamientos disuasorios. No vale con prohibir la circulación de coches y ya está; sin crear una buena red de transporte público, ni constuir aparcamientos disuasorios o embellecer para favorecer el paseo por las zonas cerradas al tráfico. Porque lo único que están consiguiendo es convertir el centro comercial de Palma en un solar”, mantiene Fuster.

Fuente: economiademallorca