El consejero Javier Hurtado ultima las condiciones del tercer impulso público en dos años al sector y las subvenciones a 7.500 comercios de textil y hogar

El Departamento de Comercio y Turismo pretende activar después del periodo festivo de Semana Santa una nueva campaña de promoción del comercio local a través de los denominados »bonodendas. El Gobierno vasco y las diputaciones forales han colaborado en las iniciativas de impulso al comercio de proximidad desde 2020 al subvencionar con 10 euros las compras de 30 euros de gasto en los locales que se adhieren a esta promoción. El Ejecutivo de PNV y PSE-EE prevé destinar 20 millones a este sector de los 143 millones destinados a la reactivación económica más otros 15 millones para ayudas sociales, con partidas específicas para los refugiados ucranianos acogidos en el País Vasco.

El consejero de Comercio y Turismo Javier Hurtado ha adelantado en la Cadena Ser la puesta en marcha de la tercera campaña consecutiva de impulso del comercio local con aportaciones de hasta 10 euros en estas compras. El Gobierno vasco activó los ‘bonodendas’ en el otoño de 2020 para apoyar al comercio de proximidad y destinó 4,3 millones de euros que facilitaron compras por valor de 12,9 millones de euros.

A lo largo de 2021 y hasta el 31 de marzo de 2022, las instituciones vascas llevaron a cabo una segunda campaña de promoción estructurada en dos periodos distintos que evitó el mes de diciembre. En esta segunda campaña se invirtieron 7,1 millones de euros. El consejero Hurtado no ha especificado la cantidad concreta que se utilizará en esta nueva campaña. El comercio textil y de hogar también podrá acceder a subvenciones directas con las que se pretende compensar las dificultades de los 7.500 establecimientos de estos sectores especialmente golpeados por la crisis del Covid-19 y la recesión actual por la guerra en Ucrania.

E fondo económico contiene 142,9 millones, 62,9 de ellos orientados a varios programas de ayudas de distinto tipo a empresas y micropymes. Para las empresas del primer sector hay 60 millones y para el comercio otros 20 millones. Entre las ayudas incluidas destaca la dotación de 54 millones de euros del programa ‘Bilikatu’ que apoya la instalación en Euskadi de plantas industriales que hasta ahora se encontraban en el extranjero y también financia la diversificación de productos en empresas radicadas en Euskadi.

El fondo de rescate social de 15 millones de euros se divide en dos grandes bloques. El primero, con 9,3 millones de euros, servirá para financiar ayudas sociales complementarias para ciudadanos vascos en materia de emergencia social y pobreza energética (3,7 millones); de integración para personas sin hogar (0,6 millones); para jóvenes sin apoyo familiar (1,5 millones); de apoyo a mayores vulnerables (0,5 millones) y para la red «Azken sarea indartzen» (3 millones).

Un segundo bloque, de 5,8 millones de euros, se centra en prestar ayuda a los refugiados ucranianos que lleguen a Euskadi. Para la asistencia en primera acogida se cuenta con 1,5 millones; para la red de apoyo enmarcada en «Azken Sarea Indartzen» un total de 3 millones; para las redes locales de acogida de migrantes 0,5 millones; para el programa de apoyo psicológico 0,5 millones; y para el refuerzo educativo de jóvenes 0,3 millones de euros.

Fuente: El Mundo