El sector se esfuerza en eficiencia y productividad para no trasladar al producto final el incremento de precios que sufre toda la cadena, desde el campo hasta el lineal.

La distribución alimentaria se está implicando cada vez más en paliar la despoblación. Andalucía es un buen ejemplo de ello, como constata la campaña ‘La distribución comercial frente a la despoblación en Andalucía’, impulsada por la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA), entre otras entidades.

Según ha explicado la presidenta de CAEA, Virginia González Lucena, el principal objetivo de esta iniciativa es «informar y sensibilizar sobre la importancia que posee el sector de la distribución comercial alimentaria para la vertebración social y económica de Andalucía y, en concreto, para frenar la despoblación, poniendo en valor el significativo papel que lleva a cabo el canal mayorista, así como el de todos y cada uno de los eslabones de la cadena de valor alimentaria: sector productor, industria, transformación, transporte, canal mayorista y plataformas logísticas, comercio minorista y canal horeca».

Virginia González Lucena añadió que en la actualidad la distribución comercial cumple «una triple función: social, garantizando el abastecimiento a todos los andaluces y evitando la despoblación; económica, generando riqueza y valor en los municipios andaluces; y medioambiental, reduciendo el impacto en emisiones, dado que, por una parte, el comercio de proximidad es el más sostenible al acudir andando a las tiendas el 90% de los consumidores y, por otra, la centralización de mercancías permite optimizar rutas y abastecer con un solo camión a muchos comercios, avanzándose además hacia la modernización de flotas con modelos energéticamente más eficientes».

SUBIDA DE PRECIOS

Asimismo, la presidenta de la Confederación aludió a la coyuntura actual de subida de precios, «escenario que preocupa al sector, que está haciendo un gran esfuerzo en eficiencia y productividad para no trasladar al producto final el incremento de costes que sufre toda la cadena, desde el campo hasta el lineal», manifestó.

«No solo suben los carburantes y los costes energéticos, también se están encareciendo materias primas como el aceite, los huevos y los cereales, por ejemplo, lo que supone un incremento de los productos que utilizan tales materias y que llegan al consumidor final», concluyó.

Por su parte, el secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios, subrayó «el valor de la empresa y de la actividad empresarial como elemento clave para asentar a la población y recordó que la oferta empresarial «es vertebradora de los territorios». «Incentivar la generación de empresas significa trabajar para evitar la despoblación», añadió.

Desde la patronal andaluza se insiste en que una oferta empresarial y comercial dinámica, junto a unos servicios públicos de calidad, es palanca de empleo y ayuda igualmente a fidelizar a los consumidores.

CAMPAÑA EN CUATRO FASES

La citada campaña consta de cuatro fases y se desarrollará durante el mes de mayo y junio en todo el territorio andaluz:

1.- Elaboración de los mensajes (decálogo) y eslogan ‘El milagro de la distribución’.

2.- Diseño, creación, edición y producción de imagen y materiales, tanto en soporte físico como online para web y RRSS.

3.- Presentación de la campaña ante los medios de comunicación.

4.- Impulso, fomento, promoción y difusión de la misma a través de CAEA y de sus empresas asociadas.

Fuente: foodretail