Se quedaron sin industria en los 90, intentaron sobrevivir con el turismo en los 2000… pero hoy agonizan. La pandemia y la guerra pueden ser la puntilla para la ignorada Tercera España: la interior que no está vacía ni es metropolitana. «El escenario es complicadísimo y puede afectar a la cohesión social y territorial», avisan los expertos

Los carteles de Se vende cuelgan de ventanas o balcones, no hay prácticamente una calle sin varios comercios cerrados y el tránsito peatonal es casi inexistente. Basta darse una vuelta por el centro de Benavente (Zamora) cualquier martes laborable de…

Leer noticia completa: El Mundo