El presidente de Cepyme considera que una racionalización de la Administración permitiría ahorrar 60.000 millones de euros que se podrían destinar a gastos sociales

El presidente de la patronal de las pequeñas y medianas empresasGerardo Cuerva, ha reclamado este lunes al Gobierno una rebaja de la presión fiscal que permita a las compañías atravesar con más garantías las dificultades económicas sobrevenidas por la pandemia y la guerra de Ucrania. “Desde Cepyme creemos que hay margen para bajar la presión fiscal por medio de una reforma valiente y consensuada en la Administración, que permitiría al Estado ahorrar unos 60.000 millones de euros, que podrían destinarse, por ejemplo, al gasto social”, ha proclamado Cuerva durante la VIII edición de los Premios Cepyme que ha tenido lugar este lunes en Madrid, dirigiéndose al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presente en el acto junto a la vicepresidenta y Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

En su discurso, Cuerva se ha referido en reiteradas ocasiones a Sánchez y a las políticas de su Ejecutivo para afearle que no se hubieran dirigido más directamente a las pymes, que conforman el 99,8% del tejido empresarial del país y que se han visto directamente afectadas tanto por las restricciones derivadas de la covid como, ahora, por el incremento de los costes energéticos tras la ofensiva rusa sobre Ucrania.

“Ya desde antes de la pandemia, desde Cepyme veníamos reclamando que a las empresas se las colocase en el centro de las políticas económicas, para que se les permitiera trabajar en las mismas condiciones que en el resto del mundo. A pesar de que se defiende continuamente lo contrario, nuestras empresas sufren una presión fiscal mayor que en otros países, además de una elevada morosidad. La pandemia y las posteriores crisis no han hecho más que agravar la situación. Las decisiones tomadas en el pasado permiten entender por qué la pyme está actualmente en una situación difícil”, ha lamentado Cuerva.“Durante la pandemia, además, se ha planteado una falsa dicotomía entre el apoyo a la empresa o al estado del bienestar, que no es cierta. Con más empresas, más grandes y más competitivas es como el estado del bienestar puede ampliarse. No hay que olvidar que son las empresas, en última instancia, las que financian las pensiones o el gasto social”, ha añadido.

Consenso amplio

Otra de las demandas del presidente de Cepyme al Gobierno central ha sido la de evitar que el tacticismo político contamine las negociaciones con los agentes sociales. “En un escenario como el actual, las pymes necesitan certidumbre, reformas estructurales basadas en consensos amplios, y que se les garantice que no se cambiarán las reglas del juego en mor de la aritmética política. Hay que tener la mirada alta, más allá del próximo titular”, ha inquirido Cuerva.

Durante su discurso de clausura del acto, Sánchez ha respondido a las reclamaciones del presidente de Cepyme, recordándole que desde su Gobierno se han tomado medidas fiscales para rebajar la factura de la luz, o para bonificar el precio de los carburantes. “Sin las pymes, España se pararía en seco”, ha comenzado el presidente. “España es un país de pymes, y son ellas las que riegan nuestro flujo laboral y de mercado. Cuando decimos que España sufrió un golpe económico derivado de la pandemia, decimos que son las pymes las que lo sufrieron; y cuando nuestro país empezó a levantarse veíamos que las pymes se reactivaban haciendo fluir de nuevo la economía”.Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.SUSCRÍBETE

Sin embargo, en contra del planteamiento expuesto por Cuerva, Sánchez ha recordado que su Gabinete lleva “tres años desplegando una agenda para modernizar nuestra economía”, y que ahora, gracias a los fondos europeos, dispone de “los recursos para hacer la inversión pública que nos permita modernizarla totalmente”. Además, ha defendido que, a pesar de que los efectos de la pandemia castigaron especialmente a nuestro país por su alta exposición al turismo, el marco actual ofrece otra perspectiva. Según el presidente, la reforma laboral ha tenido un papel capital sosteniendo y espoleando el empleo, algo que, junto con las buenas previsiones para España elaboradas por el Fondo Monetario Internacional, y la recuperación del sector turístico, permiten a España enfrentar con más garantías los envites de la inflación. “Los éxitos de las pymes son los éxitos de nuestro país”, ha concluido Sánchez.

Leer noticia completa: El País