Las previsiones económicas para el retail catalán son moderadamente optimistas, después de un 2021 donde los estragos de la pandemia todavía se hicieron notar, según el Informe de Situación Empresas Familiares Catalanas de Retail elaborado por Comertia, que revela que el 67,4% de los empresarios catalanes prevé un incremento en el consumo para este 2022, mientras que solo una minoría (4,7%) considera que el consumo de este año podría ser peor al del año pasado.

Este optimismo en la reactivación económica del país comportaría un aumento en las aperturas comerciales catalanas. Según el informe, el 63% de las empresas encuestadas tiene previsto abrir nuevos establecimientos a lo largo del año.

Según el informe, el optimismo generalizado del empresario retail catalán hace propiciar dos líneas estratégicas donde se identifican oportunidades de negocio: el comercio electrónico y el mercado internacional. Por un lado, el estudio constata que el 81% de las empresas de retail de Cataluña apostará por la digitalización y un 65% por la innovación de productos, procesos y servicios, para mejorar la competitividad. De hecho, el ecommerce ya fue una plataforma clave para la supervivencia de muchas empresas de retail en el 2021. Según los datos del informe, el 86% de las empresas encuestadas aumentaron la facturación en línea en el 2021, llegando a volúmenes de ingresos superiores a los existentes previos a la pandemia.

Por otro lado, el mercado internacional hace augurar buenos pronósticos para las empresas de retail de Cataluña. Más concretamente, el informe constata que el 32% de las empresas de Comertia está presente en el mercado internacional, y se prevé un buen ritmo de ventas para los próximos tres años. De hecho, en 2021, la dinámica del mercado internacional ya fue mejor que la del mercado interno. Según los datos de la encuesta, el 46% de las empresas de Comertia presentes en el mercado internacional aumentaron la facturación al 2022 respecto a los datos de 2019, mientras que un 30,8% la mantuvo y un 23,1% la disminuyó.

El 2021, un año agridulce

El informe, elaborado en forma de encuesta a las empresas de Comertia entre el 20 de febrero y el 30 de marzo, dibuja una radiografía agridulce de los datos de facturación del sector del retail en 2021. Según los datos, la mitad de las empresas de Comertia (el 51%) logró en 2021 una facturación inferior al existente antes de la pandemia. Por el contrario, el 49% de las empresas consiguieron una facturación superior. Aun así, el empate casi perfecto entre empresas que se han recuperado y compañías que todavía no lo han hecho, no han permitido hacer devolver al 2021 los indicadores económicos existentes en el 2019.

A lo largo del 2021, las empresas de Comertia abrieron 73 nuevos establecimientos, mientras que cerraron 66, logrando un saldo positivo de puntos de venta de +7. Este dato es inferior al saldo negativo de puntos de venta sufrido en el 2020, cuando cerraron 74 establecimientos y se abrieron 63. Las previsiones para este 2022 podrían confirmar la recuperación respecto a las aperturas de nuevos establecimientos comerciales.

Una tendencia similar se dibuja en cuanto a la contratación de trabajadores. Según los datos del informe, el 46,5% de las empresas de Comertia contaban el año pasado con un equipo humano más pequeño del existente antes de la pandemia. En cambio, sólo un 20,9% de las empresas ha conseguido hacer crecer su plantilla en los últimos dos años, mientras que el 32,6% cuenta con una estructura humana estable.

Aumento de la facturación online

Los datos del informe también constatan una apuesta generalizada por la digitalización dentro del sector retail catalán. Así, el 86,1% de los encuestados asegura que incrementó su facturación a través del comercio electrónico en el 2021 versus los datos del 2019. El informe también asegura que tan solo un 12% de las empresas de Comertia no vende en línea. Así, el 88% de las empresas de retail catalanas usan plataformas electrónicas para vender sus servicios y productos. Un porcentaje que antes de la pandemia se situaba en 76%.

La plataforma preferida para vender en línea son las webs de venta en línea propias; el 77% de las empresas de Comertia apuesta por esta plataforma como forma de venta online. En segundo lugar, se posicionan las redes sociales, utilizadas por el 35% de las empresas encuestadas. Otros canales menos generalizados son los marketplaces o plataformas de terceros (28%), el delivery (19%) y el whatsapp (9%).

Principales obstáculos

Las previsiones económicas para el sector retail catalán son positivas, pero con matices. Los encuestados identifican en los elevados precios en la energía, las primeras materias y la logística como los principales condicionantes al desarrollo de sus negocios. Más concretamente, los empresarios se encuentran preocupados por las consecuencias que puede llevar la guerra de Ucrania a la inflación y al desarrollo de la economía catalana. Así, la inflación y el encarecimiento de las materias primas puede poner en riesgo la competitividad de las empresas retail catalanas.

En este sentido, los empresarios de Comertia necesitan que las administraciones trabajen para garantizar la estabilidad en los precios de la energía, las materias primas y la logística. El informe de Comertia, asegura que la principal demanda de los empresarios versus la política económica de las administraciones tiene que ver con la esperada reforma fiscal. También se demanda una mejora de la competitividad del sector energético, el reparto equitativo de los fondos europeos a las empresas familiares y la mejora del funcionamiento del mercado laboral.

Los empresarios también piden volver a recuperar el límite de 3000 euros en efectivo y, en lo que se refiere al alquiler de locales comerciales, han pedido que “la limitación extraordinaria de la actualización anual de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda” sea aplicable igualmente a los contratos de locales comerciales.

Fuente: FinancialFood