A partir del 20 de abril no será obligatorio llevar la mascarilla en interiores, pero pueden surgir dudas sobre si nos pueden exigir llevarla en determinados espacios. Consulta si en comercios y hostelería pueden obligar a los clientes llevar la mascarilla.

El fin de la mascarilla obligatoria, que entrará en vigor el 20 de abril, cuanto la norma se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), afecta a todos los espacios cerrados de uso público. Tras casi dos años de obligatoriedad, y después de Semana Santa, la mascarilla dejará de ser obligatoria en espacios como: supermercados, centros comerciales, bares o restaurantes…

No obstante, la medida tiene letra pequeña y recoge, a falta de ser publicada en el BOE, una serie de recomendaciones sobre el uso de la mascarilla.

El texto indica que debe hacerse un uso responsable de la mascarilla en espacios cerrados de uso público en los que las personas transitan como los comercios (centros comerciales, supermercados o pequeño comercio); espacios cerrados en los que las personas permanecen tiempo sin comer ni beber (cines, teatros, salas de conciertos, museos, etc.) y en espacios cerrados en los que las personas permanecen un tiempo comiendo y bebiendo (bares, restaurantes, locales de ocio nocturno…).

¿Pueden los empresarios obligar a los clientes a llevar la mascarilla en algún caso?

A raíz de esta recomendación pueden surgir dudas sobre si pueden imponer la mascarilla en espacios como bares o comercios basándose en el derecho de admisión.

Si la ley no impone las mascarillas en los comercios, obligar a los clientes a llevarla sería ir contra sus derechos 

Desde la Confederación Española de Comercio aseguran a Onda Cero que en ningún caso un empresario puede exigir a un cliente llevar la mascarilla si la obligatoriedad ha caído: «No pueden imponer llevar la mascarilla, más allá de las recomendaciones que puedan hacer a sus clientes. Si la ley no impone las mascarillas en los comercios, obligar a los clientes a llevarla sería ir contra sus derechos».

En establecimientos como bares o restaurantes tampoco se podrá exigir a los clientes llevar la mascarilla. Según confirma a Onda Cero el secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería de España, los establecimientos «tienen que cumplir la ley».

«Si se ha eliminado la prohibición nadie podrá obligar a llevar la mascarilla a ningún cliente, pero esto no quita en nada el ejercicio de la libertad de los ciudadanos a llevarla», explica el secretario general de CEHE.

¿Cómo afectará esta medida al comercio y la hostelería?

En cuanto a cómo afectará esta medida al sector del comercio, el presidente de la Confederación Española de Comercio, Rafael Torres, cree que cualquier medida que ayude a la percepción de vuelta a la normalidad, como es la eliminación de las mascarillas, puede favorecer a la actividad comercial. Aún así, piensa que «no va a ser algo notorio».

Para los hosteleros la noticia de la caída de la obligatoriedad de la mascarilla en interiores supone una «buena noticia» porque nos pone en «la misma línea del resto de países europeos». Además, el secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería de España cree es positiva porque tiende a la normalización de los usos y actividades de los clientes y que afectará muy positivamente a la hostelería porqueen estos establecimientos «lo que se produce es la socialización».

La mascarilla seguirá siendo obligatoria después de Semana Santa en:

La norma que elimina la obligatoriedad de las mascarillas en interiores contempla algunas excepciones. Seguirán siendo obligatorias determinados espacios:

  • Centros sanitarios
  • Centros sociosanitarios
  • Transporte público (metro, avión, tren, etc.)

Fuente: Onda Cero