Ante la celebración del Día de Europa, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), recuerda las grandes fortalezas que hacen de este sector un elemento muy relevante para el desarrollo social y económico de la Unión Europea, además de ser un pilar para la transformación digital y ecológica. 

«En la pandemia, el sector alimenticio fue reconocido como esencial y, en el momento de la recuperación poscovid, la Comisión Europea lo ha señalado como un ecosistema estratégico. Es un buen día para recordar el gran esfuerzo de empresarios y trabajadores durante la crisis sanitaria y lo importante que ha sido para asegurar el abastecimiento de productos de gran consumo a la población», comparte Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS. Cinco claves del sector

  • Empleo: El comercio emplea a 29 millones de personas en Europa —según EuroCommerce— y supone el 10% del PIB. La distribución alimentaria, en concreto, es un sector muy intensivo en trabajo estable, especializado y diversificado.
  • Transformación digital: La pandemia aceleró la introducción de nuevas tecnologías en los procesos logísticos y organizativos de la cadena y, por supuesto, el ecommerce en alimentación. La distribución se prepara también para otros retos tecnológicos, como los pagos digitales o la aplicación de tecnologías como el big data o el blockchain.
  • Sostenibilidad: Consumidores, empresas y administraciones ya son conscientes de la necesidad de preservar el entorno natural. En concreto, los esfuerzos de la distribución para migrar hacia envases más sostenibles, que reduzcan las emisiones de CO2 y adapten sus procesos productivos a la economía circular ya han sido subrayados como el Comité Económico y Social Europeo.
  • Conservación de los entornos rurales y urbanos: El comercio es un sector dinamizador de la vida ciudadana, fijador de población y de desarrollo económico en entornos rurales. En España, la capilaridad de la distribución alimentaria de proximidad es un factor de equilibrio territorial muy importante. 
  • Atención al consumidor en cualquier contexto socio-económico: Los cambios demográficos y las diferentes crisis a los que la población puede verse enfrentada tienen un alto impacto en la distribución alimentaria. Su objetivo está en abastecer a la población de productos de alimentación y gran consumo variados, seguros y a precios competitivos.

Fuente: DA Retail