El Ayuntamiento subvencionará la retirada de las persianas de siempre para que los escaparates luzcan más

El Ayuntamiento de Barcelona destinará un millón de euros a la instalación de verjas antigrafiti en las tiendas de la ciudad. El primer teniente de alcalde y la concejal de Comercio, los socialistas Jaume Collboni y Montserrat Ballarín, presentaron ayer esta línea de subvenciones pensada para mejorar la imagen del comercio barcelonés, especialmente maltratada por esta pandemia.Siete minutos para estar al día. Y todo el tiempo que quieras para saber más. No te pierdas Las claves del día en tu mail cada mañana¡Recíbela!

La idea del ejecutivo municipal es que al menos medio millar de establecimientos comerciales de toda la ciudad puedan acogerse a la línea de subvenciones Aparadors vius y cambiar sus persianas metálicas por otras verjas troqueladas de malla u otros diseños por el estilo. De esta manera los grafiteros se quedarán sin su lienzo más preciado, sin su espacio más preciado a la hora de desenfundarlos aerosoles de colores. La gestión del programa irá a cargo de la agencia municipal Barcelona Activa. El Consistorio subvencionará el cambio de cada persiana con un máximo de 2.000 euros, y cada solicitantes podrá optar a una ayuda tope de 6.000 euros. Efectivamente, como bien saben los comerciantes, las persianas metálicas no las regalan.

La pandemia y el cierre de negocios puso de manifiesto la proliferación de pintarrajos

En realidad resulta muy complicado encontrar en esta ciudad una persiana metálica que dé a la calle que no esté del todo grafiteada, pintada una y otra vez, a veces incluso de manos de artistas urbanos muy reconocidos, en ocasiones hasta por encargo de los propios comerciantes… Hablamos de murales firmados por Konair, Pez , El Xupet Negre, El Arte es Basura… A muy pocos les gusta ese gris tan mortecino y soso. Fíjense un día en las puertas del restaurante El Cuiner de Damasc, detrás del Ayuntamiento. Lamentablemente muy pocas muestras de arte urbano son respetadas.

La abundancia de pintadas es patente especialmente en el centro de la ciudad
La abundancia de pintadas es patente especialmente en el centro de la ciudad Xavier Cervera

De un tiempo a esta parte la ciudadanía presenta crecientes signos de hartazgo, sobre todo en el centro. La irrupción de las redes sociales en este mundillo dio pie a unas nuevas generaciones de grafiteros más irrespetuosos e irreverentes, incluso con las normas no escritas de su actividad, como no pintarrajear monumentos o edificaciones antiguas o asegurarse de que si vas a pintar encima de otra obra pues que sea para mejor, para que el lugar luzca un más.

Y en esta deriva da lo mismo que los comerciantes dejen su persiana tal cual o que encarguen a un artista un trabajo más elaborado. Enseguida llega alguien y lo pintarrajea todo. Muchos siquiera se preocupan en darle un poco de gracia a sus letras, se conforman con dejar unos cuantos trazos muy gruesos. Una víctima habitual es la barbería de Vicenç Moretó, en la calle Joaquín Costa, en el Raval.

Y la pandemia y el cierre de negocios no hizo otra cosa que poner de manifiesto la proliferación de pintarrajos. A la calle Ferran la rebautizaron como la Milla de Plomo. Las persianas metálicas echadas y llenas de manchurrones se convirtieron en su principal característica. El vial aún no terminó de recomponerse. Las verjas que trata de promocionar el gobierno municipal, en cambio, no se pueden pintar. Y, tal y como destacaron los ediles Collboni y Ballarín en su presentación, permiten a la gente echar un vistazo a los escaparates incluso cuando los comercios están cerrados. Y, además, de este modo el comercio contribuye mucho más a alegrar y llenar de luz las calles y las plazas de la ciudad en esas horas más oscuras. Los escaparates iluminados hacen que el espacio público hasta se antoje mucho más seguro.

Después de la suspensión de la cita del año 2020 y de la edición especial de 2021, con un formato principalmente virtual para evitar aglomeraciones, el evento, que se celebrará en paralelo con la 20 Muestra de Entidades, recupera su espíritu habitual en el recinto ferial Cúbic y su entorno, donde se exhibirán comercios, empresas y asociaciones locales.

Subvenciones
El Ayuntamiento bonificará el 50% del IBI y el 95% de la licencia de obras

Otro de los puntos importantes que contempla el convenio es el soporte económico a la hora de realizar la instalación. El Consistorio descontará el 50 % del IBI los tres primeros años posteriores a la inversión y bonificará el 95 % del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), es decir, del coste total de la licencia de obras. “Se estudiará cada caso de forma individual y se aportarán herramientas de financiación con tipos de interés razonables”, ha explicado el concejal.

La iniciativa pretende reducir el impacto ambiental, favorecer la transición energética y ayudar en la lucha contra el cambio climático. De esta forma, este año se espera llenar los tejados de placas fotovoltaicas en una “inversión de futuro” que va más allá del incentivo económico.

Fuente: La Vanguardia