Se acuerda la creación de un nuevo marco regulatorio del comercio interior adaptado a las nuevas formas de intercambio comercial

El Observatorio de Comerciomáximo órgano consultivo del Gobierno en esta materia, tras su creación en 2008, ha sido hoy reactivado con una nueva composición y funciones, tras años paralizado, con el objetivo de impulsar la mejora y competitividad del sector comercial en Canarias.

Integrado por representantes de la administración canaria, de las organizaciones empresariales representativas del pequeño comercio, de los supermercados y de las grandes superficies y de las organizaciones sindicales y de consumidores, la reunión de hoy ha servido para trazar los objetivos y cometidos más inmediatos y para lo que se han constituido dos grupos de trabajo: uno de marco regulatorio y otro de planificación estratégica e innovación.

En este sentido, la consejera del ramo, que estuvo acompañada en la reunión por el viceconsejero de Industria y Comercio, Justo Artiles, y el director general de Comercio y Consumo, David Mille, destacó como prioritario el desarrollo de una ley de Comercio adaptada a los nuevos perfiles de consumidores y nuevos tipos de intercambio comercial.

El vigente texto normativo canario tiene una antigüedad de más de 10 años, y “desde entonces”, dijo, “el comercio y las formas y tendencias en los intercambios comerciales han evolucionado de forma exponencial y se han originado numerosos cambios disruptivos que no existían cuando entró en vigor el actual decreto legislativo”.

Además de recoger y regular las nuevas formas del comercio (digital, onmicanal, etcétera) con la nueva regulación se busca también revisar y simplificar el actual procedimiento de otorgamiento de las licencias comerciales, “adaptándolo a la normativa europea y evitando el engorroso procedimiento existente sobre todo cuando se trata de aperturas de supermercados o cuestiones como los Planes Territoriales de Grandes Equipamientos Comerciales”, puntualizó Yaiza Castilla.

El texto legislativo renovado es también “una oportunidad para flexibilizar el régimen de máximos y mínimos de aperturas en domingos y festivos, respetando los límites de la legislación básica (16 días de máximo), pero permitiendo mayor elasticidad en función de las necesidades de los consumidores, de los derechos de los trabajadores del sector, y del desarrollo del tejido comercial y empresarial de Canarias”.

Las zonas comerciales abiertas, asimismo, tendrán también su espacio en el nuevo texto regulándolas por primera vez a efectos de impulsar movimientos asociativos y de cara a que puedan participar en proyectos con fondos públicos.

En la reunión del Observatorio, celebrada en el Museo Elder de Las Palmas de Gran Canaria, se trataron otros asuntos como la puesta en marcha del Instituto Retail o la propuesta de encargo de la oficina de suministro de datos de inteligencia comercial, entre otros temas necesarios para dar un impulso al tejido comercial de Canarias.

Cabe destacar que la Consejería de Turismo, Industria y Comercio cuenta en el presente ejercicio con el mayor presupuesto de su historia para el tejido comercial, esto es 11.687.250 euros para el desarrollo de sus tres grandes ejes estratégicos: el desarrollo integral de las zonas tradicionales de actividad comercial; la formación y acompañamiento a pymes y autónomos en la adquisición de competencias digitales, y la innovación y transformación del modelo de negocio.

Así mismo, la consejera de Comercio informó de la puesta en marcha del proyecto ‘Canarias Destino Comercial Inteligente’ que cuenta con una financiación superior a los 22 millones de euros, provenientes de los fondos FEDER 22-27, para la realización y ejecución de proyectos para transformar el modelo comercial de Canarias.

El Observatorio de Comercio de cara a una mayor eficiencia organizativa contará, además de con el grupo de trabajo en torno al nuevo marco regulatorio y propuestas legislativas, con otro de planificación estratégica, innovación y estudios.

Este último, enfocará su trabajo en analizar la coyuntura y las tendencias que afectan al sector del retail y al tejido comercial de Canarias, en particular a las Zonas Comerciales Abiertas; así como la situación del transporte de mercancías, la cadena de suministros, y recoger y plantear propuestas y acciones para la mejora de la operativa y de la eficiencia de la logística en Canarias, entre otras cuestiones.

Uno de los principales objetivos del Observatorio de Comercio es que todos los agentes del sector colaboren para lograr la recuperación del tejido comercial, que se ha visto gravemente afectado por la pandemia. De esta manera, matiza Yaiza Castilla, “se podrán atender de forma adecuada las demandas y expectativas del empresariado canario, los trabajadores y los consumidores”.

Fuente: lavozdelanzarote