España fue el país que sufrió una mayor caída mensual de las ventas minoristas en marzo, con un retroceso del 4%. En el conjunto de la zona euro la contracción fue del 0,4% respecto del mes anterior, cuando había aumentado cuatro décimas, mientras que en el conjunto de la UE cayó un 0,2%, después de haber aumentado un 0,3% en febrero.

Así se desprende de los datos publicados hoy por Eurostat, que muestran que en la zona euro el volumen del comercio minorista disminuyó un 2,9% para los carburantes de automoción respecto al mes anterior, y un 1,2% para los productos no alimentarios, …

Leer noticia completa: Expansión