En la iniciativa han participado alumnos de la Escuela Superior de Diseño | La propuesta finaliza este domingo

Alumnos de diseño de interiores y diseño gráfico de la Escuela Superior de Diseño de Aragón (ESDA) han transformado los escaparates de 10 comercios pertenecientes al corazón del casco histórico de Zaragoza.

Hasta este domingo, y en colaboración con Zaragoza Esencial, los futuros diseñadores aragoneses han actualizado la imagen de estos establecimientos con la intención de que la gente disfrute del pequeño comercio de barrio.

La iniciativa, llamada ’10 letras’ contiene un secreto, ya que los diseños de los escaparates están vinculados a una letra cada uno y, entre todos, forman una frase oculta. En seis comercios habrá códigos QR que llevarán al mapa donde descubrir las claves para averiguar la famosa frase.7

Las imágenes de todos los escaparates diseñados por los alumnos de la Escuela de Diseño de Aragón ESDA

Quienes la adivinen entrarán en el sorteo de un vale de 200 euros para comprar en los comercios de Zaragoza Esencial.

Además, habrá un premio al mejor escaparate que votará el público de Instagram.

Estos son los comercios:

  1.  Exclusivas Guillén – Mayor 19
  2.  Bogar – Don Jaime 1, 19
  3.  Makanuní – Don Jaime I, 37
  4.  Herbolario La Salud – San Vicente De Paul 6
  5.  Disfraces Bacanal – Manifestación 6
  6.  Ro Travel&Services – Manifestación 29
  7.  Le Petit Querubin – Estébanes 27
  8.  Lamolda – Méndez Núñez 11
  9.  Insinua-T – Manifestación 25
  10.  Tikoplax – San Vicente de Paul 20

UNA LETRA PERSONALIZADA A LA MEDIDA DE CADA COMERCIO

Eugenia Pérez de Mezquía, profesora de la asignatura de Visual Merchandising de ESDA, explica que cuatro alumnos de diseños de interiores y otros cuatro de diseño de producto han colaborado con 10 alumnos de Diseño Gráfico de la asignatura de Tipografía Experimental, impartida por la profesora Estefanía Moreno.

Formando equipos multidisciplinares, han intervenido en 10 escaparates construyendo una letra personalizada para cada comercio en función de su especialización o de planos seriados a medida, con los materiales de la propia tienda para darle valor a sus productos y actualizarlos. Por ejemplo, en un sex shop han intentado darle un enfoque más contemporáneo para que sea menos explícito y más comercial.

Además de los propios elementos de venta de las tiendas, han recurrido a materiales reciclados de cartones o maderas que tienen en la escuela para darles una segunda vida que tienen en la escuela y gastar lo mínimo posible, construyendo los montajes dentro de la sostenibilidad.

Fuente: elperiodicodearagon