Veinticuatro símbolos y más de cuarenta frases recuerdan en las calles las ventajas de comprar en la ciudad.

Durante la pandemia, los cacereños tomaron más conciencia de la necesidad de comprar en el comercio de cercanía, porque el confinamiento demostró que sin tiendas, la vida de apaga en las calles de la ciudad. La vuelta a la normalidad también ha devuelto las viejas rutinas pero los establecimientos siguen necesitando a la población cacereña para continuar abiertos, para que la ciudad tenga negocios con actividad, variedad y dinamismo. De ahí la iniciativa del ayuntamiento, que ha puesto en marcha la campaña ‘La rosa del comercio’, con el objetivo de concienciar de la importancia de comprar en el comercio local.

Leer noticia completa: elperiodicoextremadura