Seven Senders, plataforma de envíos en Europa, presenta un estudio sobre las expectativas de los clientes y las buenas prácticas medioambientales en el e-commerce de siete países europeos.

El e-commerce es un puente entre la digitalización y la transición a una economía más sostenible en la sociedad actual. Es un sector en constante evolución y crecimiento y sujeto al auge de nuevas tecnologías, ideas y cambios constantes en los hábitos de consumo de la sociedad.

En este contexto, según estudios recientes de “The German Environment Agency (Umweltbundesamt – UBA)” los procesos utilizados en el packaging y transporte e-commerce suponen entre el 1-10% de las emisiones. Ante esta situación, Seven Senders, plataforma de envíos en Europa, presenta un estudio sobre la sostenibilidad y las buenas praxis en el e-commerce en el que se detalla que la mayor parte de las emisiones generadas en el comercio electrónico corresponden al proceso del transporte.

Elestudio de Seven Senders apunta que, según los datos relativos a los compradores online de países europeos como Alemania, Austria, Suiza, Francia, Italia, España y Países Bajos, el 70% de los usuarios está dispuesto a pagar más dinero si los envíos son sostenibles. Este dato, que en 2021 se cifró en un 54%, demuestra que la concienciación aumenta a pasos agigantados.

CONCIENCIAR AL CONSUMIDOR

El estudio de Seven Senders muestra que la mejor práctica es una buena orientación al usuario. “Proporcionar al consumidor la información relativa al impacto medioambiental que generan los envíos cuadriplica las posibilidades de que se escoja una opción de envío sostenible”, aseguran desde la plataforma.

El estudio plasma que el comercio minorista online depende de la cooperación de sus clientes para alcanzar sus objetivos climáticos. Thomas Hagemann, fundador y codirector de Seven Senders considera que una reducción de la tasa de devoluciones reduce la contaminación ambiental. Además, las entregas en puntos de recogida representan “grandes beneficios medioambientales”.

“Para reducir el impacto y ahorrar toneladas de CO₂ es necesario trabajar en cooperación con los clientes.  Es más, Seven Senders incluso cuantifica exactamente cuánto en el marco de un modelo de cálculo certificado por DEKRA: Las entregas en puntos de recogida reducen 300 g de CO₂ por paquete en comparación con la entrega a domicilio”, afirma Hagemann.

SOSTENIBILIDAD

Las soluciones logísticas neutras en cuanto a emisiones de CO₂ aún se contemplan en un futuro lejano. Sin embargo, el estudio de Seven Senders sugiere que crear estrategias sostenibles puede ser una ventaja competitiva, así como un motor de crecimiento para los minoristas del e-commerce que actúan de una manera responsable.

«Ninguna otra industria se está desarrollando tan dinámicamente como el comercio minorista online, que conoce la disrupción como ninguna otra. Responder a los deseos de los consumidores desde el principio y aplicarlos con rapidez y eficacia es uno de sus puntos fuertes. El intenso debate sobre la protección del medio ambiente y el clima, así como una mayor sostenibilidad en el consumo, puede ser aprovechado una vez más por los minoristas electrónicos para crecer y ganar fuerza» asegura Hagemann.

Fuente: foodretail