En el mejor de los casos, el Producto Interior Bruto (PIB) global se incrementará hasta un 3,6% este año, mientras que, en el peor de los escenarios, la economía global crecerá sólo un 2%, según estimaciones de Euromonitor.

Nuevos escenarios para un mundo inestable. Si se da el mejor de los escenarios, el Producto Interior Bruto (PIB) mundial crecerá entre un 1,8% y un 3,6% en 2022, según las estimaciones del informe Global Economic Forecast elaborado por Euromonitor. En el peor de los casos, el PIB global sólo se elevará un 2%.

El primer escenario que maneja la consultora es el que tiene más probabilidades de hacerse realidad, entre un 45% y un 60%. En este contexto, la guerra en Ucrania duraría entre uno y cinco años, las sanciones a Rusia se alargarían, por lo que la economía global tendría que adaptarse a una desvinculación energética del país. Esto provocaría que los precios de la energía se incrementaran entre un 30% y un 60%.

En este primer escenario, la pandemia del coronavirus se moderaría fuera de China, y recortaría entre 0,2 puntos porcentuales y 1 punto porcentual la actividad económica. Además, las múltiples vacunas continuarían siendo efectivas ante las nuevas variantes del virus. Por otro lado, la confianza del sector privado caería entre un 5% y un 25% respecto al dato de antes de la guerra en Ucrania.

En el primer escenario, los precios de la energía se incrementarán entre un 30% y un 60%

“Las nuevas perturbaciones adversas de la oferta han provocado importantes aumentos de los precios de la energía y los alimentos, lo que ha llevado a una disminución del poder adquisitivo de los consumidores, especialmente en los hogares de menores ingresos”, detalla la consultora.

De darse este escenario, Euromonitor prevé que la inflación se sitúe este año entre el 6,8% y el 9% y se reduzca en 2023 hasta situarse entre el 3,8% y el 6,2%. La consultora explica que las limitaciones de la oferta se han endurecido sustancialmente desde la invasión de Ucrania, y se ha empeorado por las restricciones de la pandemia en China, lo que ha llevado a una mayor incertidumbre.

El segundo escenario que maneja Euromonitor el de la estanflación, una situación donde existe el riesgo de estancamiento económico y, a la vez, la inflación es elevada. Según la consultora, existen entre un 22% y un 32% de probabilidades de que ocurra. En este contexto, el PIB mundial crecería entre un 0,7% y un 2,5% este año.

En el segundo escenario el PIB crecería entre un 0,7% y un 2,5% este año

En lo relativo a la pandemia, la situación sería la misma que en el primer escenario, mientras que en la confianza empresarial en el sector privado retrocedería entre un 15% y un 35% frente al primer escenario.

En punto que más difiere Euromonitor en el segundo marco es en lo relativo a la guerra en Ucrania. Según la consultora, la intensificación de la guerra y el riesgo de que el conflicto escale provocaría que el corte abrupto de las exportaciones rusas de energía lleve incremento mayor de los precios de los productos básicos.

En el tercer escenario, por su parte, en lugar del conflicto en Ucrania, se avivaría la pandemia del coronavirus. En este contexto, que tiene entre un 135% y un 23% de que ocurra, el PIB mundial crecería sólo entre un 0,2% y un 2%.

El principal riesgo que maneja Euromonitor para este escenario es que la propagación de una variante del coronavirus más infecciosa acelere y que sea altamente resistente a la vacuna actual, lo que provocaría nuevos cierres y confinamientos.

Además del riesgo de la pandemia, en este escenario, la menor demanda amortiguaría el incremento de los precios de la energía debido a los cortes de suministro de Rusia y la confianza empresarial retrocedería entre un 10% y un 40%.

Por países, Euromonitor estima que las economías avanzadas reduzcan su PIB un 0,9% este año y un 0,5% en 2023. En concreto, para Estados Unidos, la consultora estima un retroceso económico del 0,9% y para los países de la eurozona, una caída del 1,2%.

En Alemania, el PIB se reducirá un 1,7% este año, mientras que en Francia e Italia la caída será del 0,8% y del 1,8%, respectivamente. En España, por su parte, el retroceso del PIB será del 1,2%, mientras que en Reino Unido será del 1%.

En los países emergentes y las economías en vías de desarrollo, el PIB registrará una caída del 1,8% este año y del 0,3% en 2023. En concreto, en China el retroceso económico será del 0,6%, mientras que India será del 0,9%. En Rusia, el PIB retrocederá un 13,5%.

Fuente: modaes