Saltar al contenido

La moda se encarece: vestirse en las grandes cadenas cuesta un 11% más que en 2019

En Zara, un conjunto básico (camiseta blanca, vaqueros, zapatillas y jersey) cuesta hoy 85,8 euros, un 6,1% más que en febrero de 2019. En C&A, vestirse ha pasado de costar 49 euros en 2019 a 77,96 euros.

Vestirse en la gran distribución cuesta hoy un 11% más que en 2019. El ticket medio de un look básico (camiseta blanca, vaqueros, zapatillas y jersey) en los grandes operadores de moda cuesta hoy un 11,5% más que hace dos años.

En plena presión inflacionaria, la moda ha roto con décadas de tendencia deflacionista y la mayoría de compañías de moda han adaptado su pricing, ya sea mediante subidas directas de precio o con un ajuste del mix de producto.

En total, la media del importe de un look básico en Zara, Stradivarius, Bershka, Mango, Springfield, Pull&Bear, Kiabi y C&A ha pasado de 72,6 euros en febrero de 2019, a 81,07 euros en junio de 2022. La comparativa se ha realizado partiendo de los mismos productos, pero no tiene en cuenta cambio en calidades ni el efecto de las rebajas, que en 2019 comenzaron antes. 

Vestirse en Springfield ha pasado de 90,6 euros en febrero de 2019 a 125,9 euros en junio de 2022, lo que supone una variación del 39%. Un pantalón de Springfield cuesta en la actual temporada 36,99 euros, una camiseta blanca básica 15,99, unas zapatillas, 32,99 euros, y un jersey, 39,99 euros.

El mayor incremento, sin embargo, se produce en C&A, donde vestirse ha pasado de costar 49 euros en 2019 a 77,96 euros hoy, lo que supone una subida del 59%. Una camiseta de la cadena cuesta 9,99 euros, mientras que un par de vaqueros está a 29,99 euros. El precio de un jersey básico de la cadena ha subido un 12,5%, pasado de 15,99 euros a 17,99 euros.

En Zara, por su parte, el ticket medio de un look básico se ha incrementado en un 6,1%, pasando de 80,9 euros a 85,8 euros, mientras que Bershka el precio medio ha subido un 7%. Una camiseta, por ejemplo, ha pasado de costar seis euros en la cadena del grupo gallego en 2019 a 7,99 euros hoy. En Stradivarius, también propiedad de Inditex, el ticket medio ha subido un 2,7%.

El conjunto de las prendas básicas de Mango ha pasado de costar 84,9 euros en 2019 a 87,96 euros hoy, lo que supone una subida del 3,5%. Unas zapatillas de la compañía valen en la actual temporada 29,99 euros, lo mismo que un par de vaqueros.

C&A ha incrementado su etiqueta un 59%

Kiabi continúa siendo la cadena más barata para vestir a pesar de que el ticket se ha incrementado un 4,5% desde 2019. La cadena francesa es más barata que Primark, donde un look básico cuesta 51 euros. Vestirse en H&M, por su parte, cuesta hoy 67,96 euros.  

Escalada de costes

La moda ha sido un sector tradicionalmente deflacionista. De hecho, la última vez que el sector subió los precios de forma generalizada fue durante la crisis del petróleo en 1973. Desde inicios de año, los precios de la moda en España han registrado subidas históricas.

En enero, el Índice de Precios de Consumo del vestido y el calzado subió un 3,7%, el mayor incremento desde 2007, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En febrero, los precios del sector se mantuvieron al alza, con un incremento del 3,6%. En marzo, se moderó la subida y la tasa de inflación se situó en el 3%, mientras que en abril y mayo la subida fue del 1,3% y del 1,7%, respectivamente.

En los últimos meses ha habido una oleada de operadores que han anunciado subidas de precios de sus productosEl último de ellos ha sido Primark, que a finales de abril explicó que subiría el precio en algunos de sus productos en el segundo semestre.

El rey del low cost siguió así los pasos de otras compañías del sector como Inditex, cuyos precios subirán un 2% de media en España. Otras compañías que también han incrementado su etiqueta son Uniqlo, Adidas o Next.

Fuente: modaes.es

AGECU