La cadena textil mejoró sus ventas un 81% en su tercer trimestre fiscal

Primark sigue dando pasos en su estrategia digital. La cadena de moda de origen irlandés, que es de las pocas que no ofrece servicio de venta online, lanzará a finales del año una opción de compra digital con recogida en tienda, o «click and collect», como se conoce en la jerga. Lo hará, de momento, en el mercado británico como prueba, y con su oferta de moda para niños.

«Creemos que tiene el potencial para satisfacer la demanda e impulsar el tráfico en tienda tanto de clientes existentes como de nuevos, para generar un incremento de las ventas en la propia tienda», dice la empresa en la presentación de sus resultados del tercer trimestre fiscal. Esta prueba llegará a 25 tiendas, representativas por su ubicación o tamaño.

Según ha detallado se pondrá a disposición de los clientes una oferta de 2.000 referencias, y un 40% de las mismas serán exclusivas para la opción de recogida en tienda. «Este crecimiento de la oferta será particularmente atractiva para losclientes que no compran habitualmente en nuestras tiendas más grandes. Las de tamaño medio solo pueden almacenar una gama limitada, y para estos clientes la oferta disponible de duplicará, siendo todavía mayor para quienes compran en las tiendas más pequeñas», añade la empresa.

En estos momentos, Primark permite consultar en su web la disponibilidad en tienda de sus prendas, pero no adquirirlas. La introducción de la recogida en tienda es un paso más en su estrategia de digitalización, que no pasa por ofrecer un servicio tradicional de venta online, con entrega de los productos a domicilio.

Al menos, así lo ha dicho el consejero delegado de AB Foods, dueña de Primark, George Weston. «Lo que estamos intentando con el Click & Collect es aumentar la oferta en una categoría donde somos muy fuertes, pero donde todavía estamos limitados», ha dicho. «Vamos a dar a los clientes más razones para comprar más productos y visitar nuestras tiendas más a menudo», ha añadido en declaraciones a Reuters, en las que ha descartado dar el paso a la entrega a domicilio. «Es un servicio muy caro, ineficiente y medioambientalmente dudoso», ha dicho Weston.

Los resultados de Primark presentados hoy muestran, por otra parte, una recuperación del negocio toda vez que ya tiene abiertas el 100% de sus tiendas. Entre marzo y mayo, sus ingresos ascendieron a 1.727 millones de libras, unos 2.000 millones de euros, un 81% más que hace un año. En los nueve meses que lleva de ejercicio, el crecimiento es del 69%, con unas ventas de 5.267 millones de libras, 6,140 millones de euros. La compañía ha explicado que los ingresos trimestrales fueron un 4% superiores a las del mismo periodo comparable de 2019, aunque a nivel comparable están un 9% por debajo.

«La vuelta del turismo y un mayor trabajo presencial, junto a una mejora del tiempo en todos nuestros mercados, se reflejaron en una fuerte reacción de los clientes en todas nuestras gamas de producto», apuntó la empresa.

Fuente: Cinco Días