Paseo de Gracia, Preciados, Serrano y Plaza Cataluña son algunas de las avenidas comerciales de Madrid y Barcelona que sí han recuperado rentas prepandemia, mientras que Pelai y Sol siguen un 5% y un 10% por debajo, respectivamente.

El bus de la nueva normalidad no para en el high street español. Después de un año desde el estallido de la pandemia, de constantes movimientos, reformas, salidas, entradas y locales vacíos en las principales calles comerciales del país, parecía que el ritmo volvía a relajarse y que las rentas en avenidas como Rambla Cataluña o Goya recuperaban niveles pre-Covid. Sin embargo, no ha sido así: en 2021, los alquileres en la mayoría del prime español en Madrid y Barcelona han vuelto a caer en su mayoría.

Estas son algunas de las conclusiones extraídas del Informe de Locales Comerciales en Primera Línea 2022 de Ascana. En concreto, de las quince avenidas comerciales en Madrid y Barcelona analizadas por el documento en Madrid y Barcelona, sólo siete han recuperado niveles de renta prepandemia durante el año pasado y ocho la han reducido.

La renta media en Portaferrisa (Barcelona) continúa un 10% por debajo de niveles prepandemia

El high street de Barcelona es el que más alejado se encuentre de los niveles prepandemia, con cinco de las ocho calles analizadas reduciendo el alquiler medio mensual frente a 2019. Portaferrisa la redujo un 10%, hasta 130 euros por metro cuadrado al mes, y la de Las Ramblas cayó un 8%, hasta 113 euros por metro cuadrado al mes, los mayores descensos de la ciudad. También redujeron sus rentas la calle Pelai, un 5%; Rambla Cataluña, un 2%; y Diagonal, un 1%.

Sólo Plaza Cataluña, Portal de l’Àngel y Paseo de Gracia alcanzaron los niveles prepandemia, recuperando sus rentas respecto a 2019, pero ninguna de las grandes avenidas de Barcelona aumentó su alquiler mensual. Portal d’Àngel se mantiene como la calle con la renta más cara por metro cuadrado para instalar un comercio, con 295 euros por metro cuadrado al mes en 2021.

“La polarización es cada vez más destacada entre las calles principales y las secundarias en los ejes prime barceloneses”, explica Ascana, que apunta la notable desigualdad en el proceso hacia la recuperación de entre las avenidas de Barcelona. “La escasez de turistas y la inestabilidad del mix comercial en calles como Portaferrisa y Las Ramblas han provocado caídas en sus rentas medias”, añade la organización.

En Madrid, la caída frente a 2019 de las rentas medias para locales comerciales es más leve que en Barcelona

En Madrid, la caída de rentas es más leve. Sólo tres de las siete principales calles comerciales de la capital española redujeron su alquiler en 2021 frente a antes de la pandemia, mientras que las cuatro restantes lo recuperaron al mes. El mayor golpe se lo llevó Sol, cuyos alquileres mensuales aún están a un 10% de 2019, hasta 114 euros por metro cuadrado. La renta mensual de Goya cayó en un 5% y la de Ortega Gasset, en un 2%.

Las avenidas que sí alcanzaron niveles prepandemia en el alquiler mensual para un local comercial fueron Preciados, Serrano, Gran Vía y Fuencarral. Preciados es la calle más cara para abrir un comercio en Madrid, con una renta mensual por metro cuadrado de 285 euros, aunque continúa siendo más barato que en Portal de l’Àngel en Barcelona.

Una tendencia en común une las grandes avenidas comerciales de las dos mayores ciudades de España: la reubicación de operadores. “Las grandes marcas que han podido mantenerse en el prime de Barcelona han aprovechado la alta disponibilidad de 2020 para mejorar su ubicación”, argumenta Ascana.

En Madrid, una avenida que se está viendo fuertemente beneficiada por este fenómeno es Gran Vía, que, este año, encara una nueva etapa con la apertura de cinco proyectos hoteleros de lujo y otros proyectos como la instalación del mayor Zara del mundo en Plaza de España o el nuevo flagship store de Uniqlo.

Las dos grandes avenidas de Madrid y Barcelona que han sido objeto del mayor número de aperturas de locales comerciales en 2021 son Rambla Cataluña, con 22 nuevos operadores, y Gran Vía (Madrid), con 17. Barcelona fue la ciudad preferida por los retailers para abrir tiendas en 2021, con 73, frente a Madrid, con sólo 65.

Fuente: modaes.es