Brotes verdes. Más de la mitad de los negocios que bajaron la persiana abren de nuevo. Triunfan las tiendas enfocadas al turismo, belleza, moda alternativa y comida para llevar

De estar medio muerto, a empezar a coger impulso y renacer. La actividad comercial en el centro de Valencia comienza a resurgir después de dos años duros de restricciones y aforos limitados. El regreso masivo de los turistas y el hecho de que muchos empleados hayan vuelto al trabajo presencial, y no haya tanto teletrabajo, está permitiendo que …

Leer noticia completa: Las Provincias